Enfermera acusada de usar misma jeringa y aguja en vacunas: “He recibido amenazas de muerte”

Maite Ferrer Pinto, aclaró que nunca ha ejercido su profesión “maliciosamente” y que está prestando toda la colaboración que requieren tanto el Ministerio Público como la Seremi de Salud para aclarar las denuncias en su contra de parte de apoderados de un colegio de Puente Alto.

694

“Me encuentro tranquila, con la esperanza que con mi declaración se de término a las continuas amenazas de muerte que he recibido y que afectan tanto mi integridad física como la seguridad de mi embarazo avanzado”, expresó este martes la enfermera que es acusada de inocular con la misma jeringa y aguja a alumnos y apoderados del colegio Alicante del Valle de Puente Alto.

Por medio de un comunicado y sin reconocer ni negar el hecho que se le imputan los que se declaran afectados por la forma en que dicen que procedió a aplicar las dosis para inmunizarlos contra el virus de la influenza, Maite Ferrer Pinto, aseguró que las denuncias en su contra son falsas, por lo que está prestando colaboración voluntaria con la investigación del hecho.

“Las vacunas administradas fueron obtenidas durante los meses de marzo y abril, período previo a la situación de escasez a nivel nacional, siendo almacenadas en todo momento resguardando la cadena de frío que deben mantener para no perder su efectividad, dentro de un refrigerador limpio, higenizado, sin presencia de alimentos y sin riesgo de contaminación, respondiendo a los protocolos establecidos”, subrayó la profesional de la salud.

Explicó que “cuento con experiencia laboral en el área clínica hace 15 años. Actualmente me dedico a trabajar de forma independiente, prestando servicios de enfermería a domicilio, realizando todo tipo de procedimientos que competen directamente a mi profesión”.

Asimismo la ernfermera aseguró que “a lo largo de mi carrera profesional, he actuado siempre bajo el cumplimiento estricto de los principios ppticos de la profesión. Esto es beneficencia, no maleficencia, autonomía, justicia, veracidad y fidelidad, y que mi desempeño, en esta ocasión puntual, no ha sido la excepción”.

Resaltó que el lunes, jornada en que se conoció públicamente la acusación que le imputan, “me encuentro colaborando de forma absolutamente voluntaria, tanto en la investigación del área legal, como en la recopilación de antecedentes en las que se encuentra trabajando el Seremi de Salud”.

Añadió estar “absolutamente dispuesta” a continuar ayudando con las investigaciones de las instituciones involucradas a fin de “aclarar los hechos, brindar la justa tranquilidad y seguridad de toda la comunidad del colegio en cuestión, y por supuesto, limpiar mi imagen como profesional ético y como persona, la cual ha sido gratuitamente denostada con acusaciones falsas y sin ningún asidero real”.

Seremi de Salud: Aún no hay evidencias contra enfermera por vacunas, sólo testimonios

Vacunación antiinfluenza en colegio de Puente Alto: Indagan a enfermera que habría usado la misma aguja y jeringa