Ubilla y límite de migrantes: “Tiene que ver con principios, no con cifras”

"No sacamos nada con abrir las puertas de las fronteras si aquellos migrantes que ingresan al país terminan viviendo en una condición de pobreza extrema. Nosotros tenemos que ser responsables también con los chilenos y con los migrantes", señaló el subsecretario del Interior.

177

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, ratificó que la capacidad para recibir migrantes en el país no es ilimitada, pero explicó que depende de los servicios sociales que se les puedan entregar a los extranjeros cuando ingresen al país. 

Al respecto, afirmó que “los países tienen una capacidad de absorber la población migrante que llega a sus fronteras y esto tiene que ver con las condiciones de oferta de servicios sociales. Si ese país sobrepasa esos límites, lo que hace es producir tensión con los nacionales en cuanto a poder tener coberturas razonables en materias de educación, salud y vivienda. El país tiene capacidad para absorber, pero esa capacidad no es ilimitada”. 

“No es una cifra el tema, lo que hay detrás de esto es una relación, equilibrio entre las medidas que el país toma para efectos de hacer más restrictivo el ingreso y la capacidad que tiene el país de absorber a esa población migrante. Esto tiene que ver entonces con principios y no con cifras”, añadió la autoridad.

En esa línea, destacó que “cuando decimos migración ordenada, no podemos aceptar que la gente llegue al país con la disculpa que viene de turismo y viene con la intención de quedarse en el país”. 

“No es tema de un límite, es tema de que nosotros queremos que esta migración, si continúa, sea ordenada, regular y segura también para los migrantes. No sacamos nada con abrir las puertas de las fronteras si aquellos migrantes que ingresan al país terminan viviendo en una condición de pobreza extrema. Nosotros tenemos que ser responsables también con los chilenos y con los migrantes”, sostuvo el subsecretario.

Por último, la autoridad detalló que “este es un tema que pasó de ser la situación de un país a ser una situación que afecta a una región completa. Cuando ya hay 4 millones de venezolanos fuera de sus fronteras, que están principalmente entre Colombia, Perú y Chile”. 

“Y se espera que en los próximos 14 o 15 meses más salga otra cifra similar, 4 millones más. Entonces el tema es de la región, y la región es la que tiene que preocuparse y establecer criterios”, concluyó Ubilla.