Ministro de Defensa: “Hay que terminar con la Ley del Cobre” para evitar fraudes

Alberto Espina se refirió al cuestionamiento que sufren las Fuerzas Armadas, principalmente el Ejército, debido a las indagatorias y procesamientos que pesan sobre dos de sus excomandantes en jefe, quienes habrían malversado caudales públicos con el mal uso de gastos reservados.

628

Terminar con la Ley del Cobre “porque son espacios que se prestan para el mal uso de recursos públicos”, es lo que hará el Gobierno para evitar que se sigan suscitando prácticas constitutivas de delito como las que han arrojado las indagatorias de la ministra Romy Rutherford en el marco del caso fraude en el Ejército

Así lo afirmó el ministro de Defensa, Alberto Espina, al precisar que “va a haber un nuevo mecanismo de financiamiento” para requerimientos de esa área que figuren el ítem que hoy se rotulan bajo el concepto de gastos reservados.

En entrevista con el programa Estado Nacional de TVN, el secretario de estado aseguró que lo ocurrido con los excomandantes en Jefe de la institución, Juan Miguel Fuente-Alba y Humberto Oviedo, actualmente procesados por la magistrada de la Corte Marcial, “afecta gravemente la imagen institucional del Ejército”.

Analizando el por qué surge este tipo de fraudes, aseguró que se trataba de varios factores, el titular de Defensa dijo que primero, por la “falta de control” que existía y aseguró que “en eso tiene mucha responsabilidad las autoridades civiles”.

En segundo lugar, añadió la autoridad, se trata de las “malas prácticas” por parte de los mismos uniformados. “Habían malas prácticas que no se corrigieron a tiempo, que se decían que eran históricas y eso no se justifica”.

Alberto Espina fue muy enfático en explicar que esa forma de proceder, tanto con los gastos reservados como en los viáticos y pasajes de las comisiones al extranjero, ya estaba normalizado y se realizaban sin mala intención.

“Tanto es así, que el actual comandante en Jefe, el general Martínez, encomendó una investigación sumaria administrativa interna y reconoce al término de ella, que, por ejemplo, el tema de pasaje existía como práctica irregular habitual e incluso llamó a quienes podían haber recibido devoluciones de dinero”.

El ministro confirmó que ya se está trabajando para cambiar este modo de actuar y añadió que “tengo que liderar los cambios y lo estoy haciendo con los comandantes en jefes actuales”, añadiendo que “según la información que tenemos esto no ocurre hoy en día. El nivel de control que hemos adoptado en el último tiempo son altísimos”.

Por último fue enfático en señalar que además con prestar toda la colaboración que requiera la ministra Rutherford, su trabajo será “que se vuelva a recuperar la confianza en el Ejército de Chile porque el Ejército se lo merece”.