Tacos kilométricos y un terminal colapsado “eclipsaron” el retorno desde Coquimbo

La emoción que embargó a muchos de los 300 mil visitantes que llegaron a la zona a ver el eclipse solar total, se vio empañada por un caótico regreso a casa debido a la aglomeración de vehículos en la carretera y la masiva concurrencia de pasajeros al rodoviario de La Serena.

273

Tacos kilométricos en la Ruta 5 Norte causaron la indignación de los miles de automovilistas que retornaron a la capital desde la Región de Coquimbo, a donde viajaron el lunes y martes para observar el eclipse total de Sol.

Si el viaje de ida demoró seis horas hasta La Serena y un poco más hasta el Valle del Elqui, el regreso se prolongó por casi 12 horas. Incluso, hubo conductores que en redes sociales reportaban haber salido a las 19:00 horas y que hasta las 6:30 horas de hoy seguía en la carretera.

Los puntos más complicados, según los viajeros, fueron los Peaje Puerto Oscuro, en las cercanías de Canela Baja, y el cruce a Illapel en Los Vilos. Incluso, algunos viajeros decidieron dormir en la berma a la espera de que se despejara la autopista.

La indignación de los automovilistas se expresó una vez más en Twitter, donde se registraron mensajes como los siguientes:

“¡Inhumano! Siendo las 06:15 AM, el taco gigantesco continúa en la #Ruta5Norte post eclipse: filas de autos en la caletera con gente durmiendo y peajes generándolos. ¿Por qué no liberan las barreras de los peajes? ¿Este es el exitoso plan retorno?”.

“#Ruta5Norte se sabía que iba a estar sobrepasado todo por el #EclipseSolar2019 ahora dejen de llorar. Espero que lleguen a casa antes del partido de Chile”.

“Salimos a las 18:30 desde Guanaqueros a Santiago, aun no llegamos, GENIOS DE LA #Ruta5Norte”.

“#Ruta5Norte Genios! Dejemos una sola pista hacia Santiago después del Eclipse!”.

Otra situación de molestia se vivió en el terminal de buses de La Serena, donde se agotaron los boletos de retorno a Santiago y otros puntos del país.

Hubo personas que producto de los atochamientos en los alrededores del rodoviario y otras que pos distracción perdieron sus buses y por lo mismo, se observó gran cantidad de gente durmiendo en el lugar a la espera de volver a sus hogares.

La Región de Coquimbo registró un total de 300.000 visitantes por el fenómeno astronómico.