Estados Unidos atacó a Al Qaida en el noroeste de Siria

Pese a que los bombardeos habían disminuido ostensiblemente desde 2017, el gobierno estadounidense optó por retomarlos para liquidar a las jefaturas que aún lideran la célula yihadista en esa zona.

184

Por primera vez en los últimos dos años, Estados Unidos, atacó a dirigentes de Al Qaida en el noroeste de Siria, donde seis comandantes de un grupo extremista fueron abatidos, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). 

Esta operación apuntó contra agentes de Al Qaida en Siria, responsables de haber planificado ataques que amenazan a ciudadanos estadounidenses, a nuestros aliados o a civiles inocentes”, declaró el mando central estadounidense en un comunicado.

“Con nuestros aliados y socios, seguiremos atacando a Dáesh (acrónimo árabe del grupo Estado Islámico) y a Al Qaida, para impedir que estos dos grupos utilicen Siria como refugio”, indica el comunicado

El domingo de noche, el OSDH indicó que un ataque en la región de Alepo provocó ocho muertos, entre ellos seis comandantes del grupo Hurras al Din, vinculado a Al Qaida, el cual podría haber sido lanzado por la coalición liderada por Estados Unidos.

“Seis jefes, entre los cuales dos tunecinos, dos argelinos, un egipcio y un sirio murieron en un bombardeo cuyo blanco era una reunión en (…) un sector ubicado al oeste de Alepo”, según el OSDH. En el bombardeo, además perecieron dos combatientes del grupo, añadió la fuente.

Hurras al Din permanece activo en un área que aún se encuentra fuera del control del régimen e incluye gran parte de la provincia de Idlib, así como sectores en las vecinas de Hama, Alepo y Lataquia.

Esta región está dominada por el grupo Hayat Tahrir al Cham (HTS), que fuera la rama siria de Al Qaida, junto al cual combate Hurras al Din.

Desde su creación en 2014, la coalición ha atacado a jefes yihadistas en el noroeste de Siria, pero los bombardeos han disminuido sensiblemente desde 2017.

Por otra parte, desde fines de abril el régimen de Bashar Al Asad y su aliado ruso han intensificado sus bombardeos en Idlib, uno de los últimos bastiones que no están en manos del gobierno de Damasco.

Mientras, en otro frente de guerra en Siria, seis civiles y nueve combatientes pro régimen murieron como consecuencia de los atentados israelíes del domingo cerca de Damasco y Homs (centro), señaló este lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).