Sernapesca inicia investigación a salmonera Nova Austral por presunto engaño

El servicio catalogó como gravísimos los antecedentes dados a conocer en una investigación periodística que, de comprobarse, infringen severamente la normativa sanitaria establecida para la operación de los centros de cultivos en la salmonicultura.

162

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) dio curso a una exhaustiva investigación para determinar la veracidad de la grave denuncia respecto a la posible adulteración de mortalidades informadas por la empresa Nova Austral al Sistema de Información para la fiscalización de la acuicultura (SIFA).

Nova Austral, de capitales noruegos, está certificada por sus supuestos estándares sustentables y en la última visita de los reyes de Noruega, Harald V y Sonja, Greenpeace denunció un lobby de los soberanos para la instalación de la salmonera en los mares australes de Chile. 

Sernapesca catalogó como gravísimos los antecedentes recibidos en el marco de una investigación periodística de El Mostrador a Nova Austral que, de comprobarse, infringen severamente la normativa sanitaria establecida para la operación de los centros de cultivos en la salmonicultura.

Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura, informó que el servicio activó una revisión inmediata de los antecedentes y que requerirá a la empresa complementar la información y determinar eventuales responsabilidades. Asimismo, sostuvo que se realizará una auditoría en relación a las mortalidades reportadas.

“De ser veraz esta denuncia, esta conducta atenta seriamente contra la transparencia en el ámbito sanitario y ambiental, y como servicio tomaremos todas las acciones legales correspondientes, ya que estas malas prácticas ponen en peligro los pasos sustanciales que se han logrado para avanzar hacia una acuicultura sustentable”, añadió.

En este sentido, dijo que las empresas tienen la obligación de declarar sus mortalidades según establece el Programa General de Mortalidades; el Reglamento Sanitario para la Acuicultura (RESA) y la Ley General de Pesca Acuicultura, medida que se implementó como una estrategia de detección temprana de brotes de enfermedades post crisis del virus ISA.

“Como servicio confirmamos nuestro compromiso con la protección permanente del patrimonio ambiental y sanitario del país, por lo que repudiamos todo tipo de conductas, incluidas las objeto de la denuncia, que puedan ponerlo en riesgo”, concluyó.

Greenpeace y denuncia contra salmonera: Nova Austral “ha engañado a las autoridades”