Flores exige que urgencias de proyectos sean definidas por Congreso y Gobierno

Actualmente sólo el Ejecutivo puede aplicarle urgencias a los proyectos de ley, hecho que el presidente de la Cámara de Diputados pretende cambiar.

188

El presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), instó al vicepresidente Andrés Chadwick a que discuta con el Congreso las reformas institucionales que plantea aplicar a los poderes del Estado y órganos autónomos, luego de que anunciara en la prensa que enviaría un borrador del proyecto.

Ante ello, el diputado dijo que “si vamos a hacer mejoras institucionales, hagámoslas en serio, en profundidad y con el alcance que Chile efectivamente necesita. La modalidad no es a través de la prensa ni de recados”.

Esto, luego de que se filtrara por la prensa que el ministro del Interior presente 26 modificaciones al Congreso Nacional, el Poder Judicial, la Contraloría, el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado.

En el caso del Parlamento, se pretende agilizar el proceso de formación de la ley y mejorar el funcionamiento interno con énfasis en la transparencia y la probidad, por lo que Flores dijo que “hay que hacer un planteamiento completo respecto de las mejoras legislativas o las mejoras institucionales. Busquemos los temas que sean de interés nacional”.

“Lo sustantivo es cómo mejoramos nuestra acción legislativa, cómo somos más asertivos en el tratamiento de los temas que a la ciudadanía le interesan y desde ese punto de vista tenemos un par de ideas que podemos conversar formalmente, por escrito, en el Congreso, que es donde se deben discutir los temas legislativos”, añadió el titular de la Cámara.

Además, Flores pidió que el Ejecutivo y el Parlamento, en conjunto, se hagan cargo de determinar las urgencias y que no sea tarea exclusiva del Gobierno, como ocurre hasta ahora.

Por ello, Flores indicó que “hoy las urgencias las pone exclusivamente el Ejecutivo. Se nos llena la tabla semanal de discusiones inmediatas, suma urgencia o urgencias simples, que van asociadas a tiempos de trámite. La verdad es que los proyectos de iniciativa parlamentaria, que son muchos y varios muy buenos proyectos, no tienen nunca espacio para ser debatidos, aún cuando realicemos sesiones nocturnas y sesiones extraordinarias, que es lo que hemos estado haciendo los últimos meses”.

“Repartamos la atribución de definir las urgencias a los proyectos, a las mociones surgidas desde los parlamentarios. Tengo una larga lista de etcéteras que podemos discutir formalmente con el ministro Chadwick y después transformar en un documento de acuerdo, no recados a través de la prensa”, concluyó Flores.