Lavado de activos: Fuente-Alba queda formalizado y con arraigo nacional

Defensa del excomandante en jefe del Ejército, dijo que la decisión del tribunal de garantía se ajusta a derecho, en tanto su representado no presenta un peligro para la sociedad, y subrayó que existen datos de la indagatoria que se omitieron que justifican el patrimonio del general (r).

209

Con arraigo nacional quedó este jueves el general (r) Juan Miguel Fuente-Alba Poblete, tras la audiencia de formalización en su contra por el presunto delito de lavado de activos, debido al abultado patrimonio que ostenta y que habría sido formado e incrementado con la apropiación de recursos públicos.

Así consta en la detallada acusación que le hizo el fiscal José Morales durante la diligencia efectuada en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, oportunidad en la que el persecutor indicó que el retirado militar habría cometido el ilícito por un total de $2.980 millones.

Dicho monto Fuente –Alba lo habría generado a raíz de diversas inversiones y aperturas de ocho cuentas corrientes personales y bipersonales en bancos chilenos y extranjeros que mantiene en conjunto con su esposa, Anita Pinochet, también imputada en la causa, a lo que se suman dieros por viáticos y viajes.

Sobre las medidas cautelares aplicadas por el tribunal al imputado, el persecutor explicó que pese a que para la Fiscalía se trata de hechos que constituyen los méritos necesarios para una prisión preventiva, pero “el magistrado estimó que dado que el imputado ya tenía una prisión preventiva por parte de la justicia militar, no procedía por ahora discutirla”.

“Se trata de la misma malversación de caudales públicos que la ministra Rutherford ya está investigando”, indicó el abogado defensor del exjefe castrense, Maximiliano Murath, insistiendo en que no amerita la existencia de dos causas que, además, están cifradas en montos distintos, ya que la jueza de la justicia militar estima una malversación de caudales públicos de $3.500 millones.

Añadió que por lo que ha podido conocer de la indagatoria del persecutor de la Fiscalía Centro Norte, “el único elemento de cargo serio que pude saber de la fiscalía son los informes de la PDI muy poco rigurosos, que carecen de la rigurosidad científica que deben tener, que omiten información relevante que justifica el patrimonio de mi representado, con errores tan absurdos como al disminución del patrimonio del general que se omitieron entre el 2010 y el 2014”.

El jurista enfatizó que Fuente-Alba poseía bienes y capital considerable mucho antes de la fecha en la que se le indaga que es cuando ejerció como comandante en jefe, y que es “fruto de una vida de trabajo” y decisiones de inversión acertadas que nada tienen que ver con la comisión de los delitos imputados y de los que –aseguró Murath- “es inocente”.

Además del delito de lavado de activos, Morales lleva adelante otra investigación contra quien fuera la máxima autoridad del Ejército (2010-2014), y que mantiene en secreto por motivos de seguridad nacional.

Estas investigaciones son paralelas a la que lleva la ministra en visita, Romy Rutherford, por el presunto delito de malversación de caudales públicos por $3.500 millones, que mantiene a Fuente-Alba en prisión preventiva en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén desde el 14 de febrero pasado.

Además la magistrada optó por decretar el embargo de los bienes del matrimonio.