Joven acusado de quemar bus eléctrico estuvo 20 días preso: era inocente

La Defensoría Penal Pública, en una audiencia de revisión de cautelares, logró acreditar que el joven Luis González Valdivia (20) no participó en los hechos en los que fue involucrado por un testigo, ocurridos el pasado 31 de mayo.

362

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago revocó la prisión preventiva de un joven que estuvo 20 días privado de libertad tras ser formalizado por su presunta participación en el incendio intencional de un bus eléctrico, en una protesta del 31 de mayo pasado en Providencia. 

La Defensoría Penal Pública, en una audiencia de revisión de cautelares, logró acreditar que el joven Luis González Valdivia (20) no participó en los hechos en los que fue involucrado por un testigo. Otros dos menores y un adulto también están imputados.

En una audiencia, la defensora pública Andrea Lema exhibió al tribunal una batería de pruebas que incluía videos, mensajes de redes sociales, registros de control de asistencia y de tarjeta BIP. 

Lo anterior le permitió reconstruir todo el recorrido de su defendido, desde que salió de su trabajo el día de los hechos y, en definitiva, situarlo en otro lugar al momento del atentado contra la máquina de transporte público capitalino.

Este caso fue asumido por la Defensoría Penal Pública sólo el pasado jueves 13 de junio, dos semanas después de ocurrido el hecho. Al día siguiente se solicitó de inmediato la revisión de la prisión preventiva, luego de la recopilación de los antecedentes hecha por la familia, los amigos, la defensora pública y el equipo de la Defensoría Regional Metropolitana Norte (DRMN).

En la audiencia, Andrea Lema partió afirmando que el imputado -quien no tiene antecedentes penales- tiene contrato de trabajo indefinido y estudia en un establecimiento vespertino, además de que ni siquiera participó en la manifestación de protesta de donde habría salido el grupo que atentó contra el bus, a las 20:10 del viernes 31 de mayo.

La abogada precisó que según el testigo clave de la Fiscalía Metropolitana Oriente -un transeúnte que dice haber visto a cuatro personas incendiar el bus, a quienes después siguió para denunciarlos a Carabineros-, tras bajar de la máquina los sujetos se dividieron y él en realidad siguió a solo dos de los presuntos autores, de los cuales ninguno era su defendido. 

INOCENCIA PASO A PASO 

La abogada reconstruyó el trayecto del joven e indicó que el control de asistencia de ese día confirma que Luis González Valdivia se retiró a las 19 horas de la constructora de Las Condes donde labora, y que el registro de su pase escolar constata que a las 19:01 tomó el bus 411. 

La defensora pública mostró también varios mensajes de WhatsApp e Instagram, a través de los cuales el joven se fue contactando con su madre y con amigos entre las 19:40 y las 19:56. Los mensajes acreditan que el joven se bajó del bus en el mall Costanera Center para cotizar unas cerámicas en la tienda Easy. 

Andrea Lema mostró también varios videos de cámaras de seguridad, los que dan cuenta de que después el joven siguió caminando por Providencia hacia el poniente. Hay imágenes que lo ubican a las 20:10 -hora del atentado al bus- a 600 metros de la esquina de Providencia con Huelén, donde ocurrieron los hechos.

Otros videos lo muestran caminando entre las 20:12 y las 20:21 horas por Avenida Providencia, trayecto en que en sus mensajes de Instagram no solo van contando lo que pasa, sino que mostrando las sirenas de los vehículos de emergencia.

Según Andrea Lema, el joven cruzó la calle a pocos metros del bus siniestrado, con la intención de tomar locomoción a su casa, contexto en que fue detenido por Carabineros a las 20:30. 

TESTIGOS CONFIRMAN INOCENCIA

La defensora pública ofreció también los testimonios de dos testigos presenciales -C.L. y P.S.-, quienes aseguraron que González Valdivia no tuvo ninguna participación en el delito.

El defensor público Rodrigo Barrera, quien también trabajó en la representación del imputado, explicó que todos estos antecedentes fueron puestos a disposición de la fiscalía el mismo viernes 14 de junio. 

Tras esta completa exposición, la jueza Patricia Ibacache resolvió revocar la prisión preventiva del imputado, terminando así con 20 días de privación de libertad. Tendrá que firmar quincenalmente mientras termina el proceso.