Boris Johnson y Jeremy Hunt se disputarán la sucesión de Theresa May

A partir del sábado, ambos emprenderán una campaña para presentar sus programas a los 160.000 miembros de la formación, quienes tendrán la última palabra durante una votación organizada a finales de julio.

62

El excanciller británico Boris Johnson y su sucesor en el ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, serán los dos candidatos entre los que los miembros del Partido Conservador británico elegirán al sucesor de la primera ministra Theresa May, anunció el jueves la formación.

Johnson, gran favorito en la carrera por el liderazgo del partido y por ende el puesto de jefe de gobierno, obtuvo 160 votos de los 313 diputados que debían decidir los dos finalistas. Hunt logró 77 apoyos y el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, quedó eliminado con 75 votos.

Johnson, favorito en la carrera para suceder a la primera ministra Theresa May, es un político controvertido que indigna a unos y seduce a otros, presentándose como salvador del Brexit para hacer olvidar sus errores y sus excesos.

Conocido por su indisciplinada cabellera rubia y sus incendiarias declaraciones, Johnson, de 55 años, es uno de los políticos más populares del país pero también uno de los más divisivos, que atrae críticas por su retórica populista, su escasa atención a los detalles y sus contradicciones.

Mientras que el jefe de la diplomacia británica, Jeremy Hunt, se presenta como la encarnación de la “seriedad”, apoyándose en su éxito empresarial para convencer de que logrará realizar el Brexit.

Ministro desde hace diez años, se presentó como un emprendedor competente, que no tiene miedo de los desafíos.

Pero sufre de una imagen de veleta: se convirtió recientemente al Brexit después de haber defendido la permanencia en la Unión Europea en el referéndum de 2016. Cambió de opinión a finales de 2017 en respuesta a la actitud “arrogante” de Bruselas en las negociaciones.

Y trata de deshacerse de su imagen de “bravo” manteniendo la calma en todas las circunstancias, lo que le llevó a ser caricaturizado por el periódico de centro-izquierda The Guardian como un auxiliar de vuelo de British Airways.

A partir del sábado, ambos emprenderán una campaña para presentar sus programas a los 160.000 miembros de la formación, quienes tendrán la última palabra durante una votación organizada a finales de julio.