Alessandri tras polémica por mural de Lastarria: “Muros hay de sobra” para realizar nuevas obras

Alcalde de Santiago precisó lo ocurrido con el mural de calle Rosal 312, cuyo autor es Luis Núñez. Se indicó que vecinos del sector “exigieron en varias oportunidades que se cumplieran los tiempos establecidos de la permanencia del mural”.

567

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, salió al paso para explicar la polémica que se originó con la decisión de borrar un llamativo mural, que mostraba una escena del tradicional barrio de Santiago en 1900, que adornaba un edificio en calle Rosal 312. Lo ocurrido causó indignación entre los vecinos y en las redes sociales.

En su cuenta de Twitter, el jefe comunal explicó que se comunicó con el autor del mural, Luis Núñez, para que comiencen a trabajar juntos en nuevos murales en la comuna “en lugares donde no incomoden a nadie y que no deban pasar por tantas autorizaciones”, manifestó.

“Muros hay de sobra, así que nos pondremos a trabajar de inmediato con el Ministerio de las Culturas”, remarcó Alessandri.

La obra fue realizada en el marco del Festival Hecho en Casa en 2017. Para autorizar que se realizara, el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) exigió que fuera borrada después de seis meses, lo que no ocurrió porque un grupo de vecinos se movilizó para que permaneciera allí.

En una declaración divugada por la Municipalidad de Santiago, se explicó que “dado el éxito y el aporte para la comunidad” el municipio “apoyó una petición de prórroga para que el mural se mantuviese durante dos años más”.

Añadió que “esta prórroga fue negada por el Consejo de Monumentos Nacionales, que al mismo tiempo solicitó al municipio notificar a la productora Hecho en Casa Fest para que se procediera a la eliminación del mural”.

Se indicó que los vecinos del edificio, representados por el Comité de Administración de la Comunidad Rosal 312, “exigieron en varias oportunidades que se cumplieran los tiempos establecidos de la permanencia del mural. En paralelo, la concejal Rosario Carvajal solicitó al CMN fiscalizar la permanencia del mural, considerando que la autorización era solo por seis meses y que el plazo ya no estaba vigente”.

Cumpliendo con la Ley General de Urbanismo, el municipio “se vio obligado a multar a la comunidad por concepto de no lavado de fachada”.

“Debido a que el plazo acordado ya estaba vencido, y que por ley la municipalidad debía fiscalizar, los organizadores del Festival Hecho en Casa, procedieron a contratar personal para el borrado del mural, hecho que fue ampliamente replicado en redes sociales. Esto, acorde a las especificicaciones técnicas, entregadas por el mismo CMN”, remarcó la municipalidad.

Indignación provocó la decisión de borrar un mural del barrio Lastarria