Argentina y Uruguay volvieron a la normalidad tras largo apagón

Es la primera vez que ocurre un apagón que alcanza a la totalidad de Argentina y Uruguay y que dura toda la jornada, ya que comenzó a las 07:07 locales (10:07 GMT) por una falla del sistema de transporte desde Yacyretá, la represa binacional entre Argentina y Paraguay.

58

Los servicios de energía fueron restablecidos totalmente en Argentina y Uruguay luego de un apagón masivo que dejó sin electricidad a los dos países el domingo.

Al final del día, la secretaría de Energía de Argentina informó que “el 100% del suministro eléctrico ha sido restablecido”, sin embargo, las autoridades aún desconocen las causas del corte eléctrico.

Son fallas que ocurren con asiduidad. Lo extraordinario es la cadena de acontecimientos posteriores que causaron la desconexión total”, dijo el ministro de Energía, Gustavo Lopetegui, en una rueda de prensa. El funcionario explicó que la caída “se produce de forma automática para proteger el sistema”.

Añadió que “no tenemos más información en este momento de por qué ocurrió. No descartamos ninguna posibilidad, pero un ciberataque no figura entre las alternativas primarias que se están considerando”, añadió.

El presidente la compañía estatal de energía eléctrica de Uruguay (UTE), Gonzalo Casaravilla, señaló que una falla provocó un colapso y “todos los sistemas de protección actuaron en conjunto”.

“La causa exacta no se conoce”, dijo en una conferencia de prensa en Montevideo.

El corte se produjo a las 07:07 locales (10:07 GMT) por un fallo del sistema de transporte desde Yacyretá, la represa binacional entre Argentina y Paraguay.

Es la primera vez que ocurre un apagón que alcanza a la totalidad de Argentina y Uruguay. En Paraguay se registraron cortes momentáneos y localizados de energía.

Argentina, con 44 millones de habitantes, y Uruguay, con 3,4 millones, comparten un sistema de interconexión eléctrico centrado en la represa binacional de Salto Grande, ubicada unos 450 km al norte de Buenos Aires y unos 500 km al noroeste de Montevideo.

CIUDADES A MEDIA MÁQUINA

En Buenos Aires, el corte eléctrico interrumpió el servicio de metro y de trenes. En la jornada, el servicio de transporte se limitó a autobuses y taxis.

Por ser domingo, el impacto fue menor y la demanda de electricidad se encontraba en un punto bajo. Algunos supermercados y otros comercios abrieron desde primera hora de la mañana, apoyados por generadores de energía propios.

Los centros de salud trabajaron con plantas eléctricas. “El único inconveniente son los ascensores. Solo tenemos uno en funcionamiento, pero todos los servicios están operando sin problemas”, dijo a la AFP un empleado del porteño Hospital Fernández.

Montevideo también lució un poco desolado, en un día en el que ambas capitales sufrieron además lluvias intensas.