Hogar de Cristo entrega tips para asistir a una persona en situación de calle

Institución elaboró un instructivo con recomendaciones. En primer lugar, se señala que si alguien se topa con una persona en esta condición se le acerque “le pregunte su nombre, escúchelo y propóngale ir al albergue más cercano”.

106

El Hogar de Cristo elaboró un instructivo para que los transeúntes sepan reaccionar cuando se encuentran frente a una persona de situación de calle en mal estado y en riesgo evidente.

Se hace hincapié en que “si al caminar por la calle, una persona se topa con otra que está tirada en el suelo, quizás entre cartones o arrinconada en un portal o a la entrada de un cajero eléctrico,  y si ello hace preguntarse  qué se puede hacer por esa persona, significa que más allá de la conciencia, se está preparado para salvar una vida”.

He aquí las recomendaciones:

Acércate a la persona, pregúntale su nombre, escúchalo y proponle ir al albergue más cercano. Conoce las hospederías de Hogar de Cristo, y los albergues disponibles en www.nochedigna.cl donde aparecen los refugios a lo largo de todo el país.

No la ayuda ni la dignifica que le tomes fotos, que la subas a las redes sociales, acuses al mundo de indiferencia o busques culpables. Responsables somos todos. Acércate a ella y haz lo que indica el punto 1.

-Debes fijarte si está en condiciones de desplazarse autónomamente. Si no logra moverse por sí solo, acompáñalo al punto de albergue/hospedería más cercano.

-Si la persona no quiere movilizarse a un punto de albergue/hospedería y se encuentra sin problemas de salud, puedes llamar al fono calle: 800 104 777, opción 0, que te entregará información sobre albergues o solicitud de atención a persona en situación de calle.

-En caso de que la persona se encuentre con evidentes problemas de salud, debes llamar al Servicio de Atención Médico de Urgencias (Samu) comunicándote al  131. En este caso lo recomendable es esperar hasta que el SAMU asista a la persona.

–Si eres conductor, en las estaciones en que el frío arrecia, anda siempre con una frazada y ropa de abrigo en el auto para entregársela a quien veas que la necesita.

–Si vas en auto, baja el vidrio de tu vehículo cuando se acerque una persona en situación de calle. Conversa con ella, pregúntale su nombre, averigua qué necesita.  ¡Marcarás una inmensa diferencia!