PSU: Demre presentó nuevas pruebas que reemplazarían al test y que reducirían brechas

Se trata de cinco pruebas, tres de selección y dos para caracterizar a la población que entra a la universidad. Estos prototipos fueron probados en cerca de nueve mil estudiantes y según los resultados reducen notablemente las brechas de la PSU en Matemática, Lenguaje y Ciencias, en términos socioeconómico, de género y entre la educación Técnico Profesional y Científico Humanista.

509

El Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) de la Universidad de Chile presentó este miércoles la propuesta para reemplazar la Prueba de Selección Universitaria (PSU). Se trata de cinco pruebas, tres de selección y dos para caracterizar a la población que entra a la universidad.

Estos prototipos fueron probados en cerca de nueve mil estudiantes y según los resultados reducen notablemente las brechas de la PSU en Matemática, Lenguaje y Ciencias, en términos socioeconómico, de género y entre la educación Técnico Profesional y Científico Humanista.

Las pruebas, construidas con la participación activa y sistemática de expertos y actores de la educación secundaria y superior, fueron presentadas en el Seminario Nuevas Pruebas de Admisión, liderado por el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, la directora del Demre, María Leonor Varas, y el Jefe División de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas.

Los nuevos prototipos evalúan competencias y habilidades que son centrales en el currículo escolar de séptimo básico a segundo medio y que son relevantes para un desempeño exitoso en la educación superior. Además, a diferencia de las PSU, estas pruebas evalúan competencias y habilidades relevantes para ambas modalidades educativas de la enseñanza secundaria (humanista-científica y técnico-profesional).

“Estos instrumentos tienen una referencia curricular que parte en séptimo básico y llega hasta segundo medio en este intento de que sean contenidos que todos tuvieron la oportunidad de aprender y que están implementados en el curriculum de la mayor parte de los colegios de este país”, dijo la directora del Demre, María Leonor Varas.

Probados en 2017 y 2018 con cerca de nueve mil estudiantes que cursaban cuarto medio, y que también rindieron la PSU, el Demre comparó los resultados obtenidos en ambos exámenes, consiguiendo alentadoras conclusiones, en las que se evidencia una reducción de las brechas de género, socioeconómicas y entre la educación técnico profesional y científico humanista, en línea con un sistema de acceso a la educación superior más diverso.

De acuerdo a los resultados, todas las brechas se reducen con las nuevas pruebas en comparación con la PSU. El caso en que más se revela esta reducción es en los resultados de Matemática entre alumnos de colegios particulares pagados y particulares subvencionados en que la brecha en la PSU era de 157 puntos y con esta nueva prueba de 91 puntos. En el caso de la prueba de Ciencias, la reducción en este grupo también fue una de las más relevantes: mientras en los resultados PSU la brecha alcanzó los 164 puntos, con esta propuesta se redujo a 102 puntos.

Los hallazgos también revelaron importantes resultados en el área Matemática entre los alumnos de colegios científico humanista respecto a los técnico profesionales, donde se detectó una brecha de 131 puntos en la PSU y de 98 con la nueva prueba. En Lenguaje la diferencia fue de 173 y 112 puntos, respectivamente.

“RESPONDER A LA DIVERSIDAD DEL ESTUDIANTADO”

Ennio Vivaldi celebró el trabajo colectivo que llevó a la elaboración de estas pruebas y destacó los resultados obtenidos en esta etapa pilotaje.

“Estas pruebas tienen el objetivo de responder a la diversidad del estudiantado, y apunta a encontrar talentos y no solo logros que se hayan alcanzado en la etapa escolar, lo cual es un acto de elemental justicia porque las oportunidades que hayan tenido los estudiantes, pueden ser muy diversas, y debemos ser capaces de pesquisar el potencial rendimiento que el estudiante va a tener, más allá de las oportunidades que haya tenido”, remarcó.

En la misma línea, Juan Eduardo Vargas, jefe de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación, demostró su optimismo respecto a esta propuesta.

“Estos cambios van en la línea más de medir competencias, y sabemos las competencias están igualmente distribuidas en toda la población estudiantil. Las brechas con estas pruebas pilotos se reducen de manera importante. Y eso es porque se miden competencias y no contenidos que están desigualmente repartidos en la población”, destacó.

El jefe de la Divesup, advirtió que el Demre debe seguir piloteando estas pruebas, las que tienen luego que ser aprobados por el comité técnico, antes de concretar un cambio en el sistema de admisión.

El Demre presentará estos resultados en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados el próximo 17 de junio.

PRUEBAS DE CARACTERIZACIÓN

Sumado a esas tres propuestas de selección, el Demre elaboró además dos pruebas de caracterización de sus estudiantes, cuyo propósito es entregar información adicional a las instituciones de educación superior sobre sus postulantes, con el fin de que éstas puedan tomar decisiones respecto a los tipos de apoyo que éstos necesitan, pensando en lograr un mejor desempeño en la educación superior.

La prueba de Competencia de Escritura evalúa la capacidad para construir conocimiento por escrito adecuándose a propósitos, destinatarios, temáticas y situaciones comunicativas, mientras que el Cuestionario de Habilidades Transversales, mide las estrategias de aprendizaje de los estudiantes y sus habilidades sociales.