Justicia condena a exviceministro de los Kirchner por sustracción de millonario botín

El exfuncionario fue arrestado desde el 14 de junio de 2016, cuando fue sorprendido in fraganti mientras ocultaba bolsos con ese dinero en el monasterio de la localidad de General Rodríguez., cercana a Buenos Aires.

156

A seis años de prisión por enriquecimiento ilícito, la justicia argentina condenó este miércoles al exviceministro de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, José López, quien fue atrapado cuando ocultaba bolsos con millones de dólares en un monasterio.

López fue secretario de Obras Públicas durante los 12 años de las administraciones kirchneristas (2003-2015).

La sentencia también lo inhabilita de por vida para ejercer cargos públicos y deberá abonar una multa equivalente a 60% del valor del enriquecimiento ilícito, cuyo monto no fue precisado en el fallo del Tribunal Oral Federal N.1 de Buenos Aires.

El fallo dispone además “decomisar los US$ 8.982.047, 153.010 euros y 159.114 pesos argentinos y los relojes marca Rolex y Omega oportunamente incautados”, que serán puestos a disposición de la justicia.

El exfuncionario fue arrestado el 14 de junio de 2016, cuando fue sorprendido in fraganti mientras ocultaba bolsos con ese dinero en el monasterio de la localidad de General Rodríguez, 50 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires.

En su automóvil le fueron además incautadas joyas y armas, pero el tribunal no se los decomisó.

La escandalosa aprensión de López se produjo en medio de sospechas y denuncias de corrupción y lavado de dinero que apuntaron contra el gobierno de los Kirchner, pero en el juicio, que comenzó en junio de 2018, no se probó relación alguna del delito con la expresidenta.

Además de López otras seis personas estuvieron en el banquillo, entre ellos la monja Celia Inés Aparicio, de 80 años, absuelta del delito de encubrimiento del que había sido acusada por la Oficina Anticorrupción.

También fueron absueltos los empresarios Carlos Gianni y Marcos Marconi.

La esposa exfuncionario de Obras Públicas, María Amalia Díaz, fue condenada a dos años de prisión en suspenso como partícipe secundaria del enriquecimiento ilícito y a pagar 25% del monto del delito. 

En tanto, los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez fueron condenados a 2 años y seis meses de prisión en suspenso y a pagar multas de 50% del valor del enriquecimiento ilícito por ser partícipes necesarios.

El 28 de agosto se hará la lectura de los fundamentos de la condena, tras lo cual el fallo podrá ser apelado por defensas, fiscalía y querellas.