Identifican a sospechoso de nueva filtración de 41 mil tarjetas

Carabineros tiene orden de captura de esta persona, acusada de uso fraudulento de información relativa a entidades bancarias. El sospechoso sería funcionario de Redbanc.

453

El O.S.9 de Carabineros busca a una persona que tiene orden de detención pendiente por su presunta responsabilidad en la filtración de datos de más de 41.000 tarjetas de crédito bancarias y no bancarias, revelada el martes.

La información la entregó el coronel Francisco González, jefe del O.S.9, quien confirmó que este departamento especializado de Carabineros se encuentra investigando la sustracción de información.

“Se logró establecer mediante el ingreso a un domicilio que había información almacenada en un dispositivo de una persona que se encuentra identificada, cuyos antecedentes se encuentran a disposición de la fiscalía y del juzgado de Garantía”, indicó.

Añadió que esta persona se encuentra con orden de detención pendiente por uso fraudulento de información relativa a entidades bancarias. También dijo que se trata de un procedimiento en desarrollo, pero el O.S.9 logró detectar esta filtración y alertó a la fiscalía y entidades bancarias.

Agregó que aún no hay denuncias, pero no descartó que se reciban en las próximas horas y que aumente la cantidad de tarjetas afectadas que, según Redbanc, sería de 41.593. El sujeto buscado por la policía sería un funcionario de esa empresa. 

BANCOS BLOQUEARON TARJETAS

A su vez, el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), José Manuel Mena, declaró que los bancos activaron oportunamente sus protocolos de seguridad, procedido a bloquear las tarjetas comprometidas y se encuentran en proceso de emitir nuevas tarjetas.

“Hacemos un llamado a los clientes para que en caso de dudas consulten a su ejecutivo de cuentas o call center de su banco. La banca continuará supervisando porque se adopten todas las medidas necesarias para resguardar a los clientes”, agregó.

“En este contexto, reiteramos que es fundamental de que todos los actores de la cadena de pagos deben promover el cuidado y uso seguro de los datos e información personal”, concluyó.