Diabetes: en invierno aumentan los diagnósticos de la enfermedad

Debido a las bajas temperaturas las personas escogen alimentos ricos en azúcar para sentir calor y ello incide en el incremento de la patología. “Al igual que el calor extremo, las bajas temperaturas afectan la glucosa e insulina, provocando un mal funcionamiento del organismo y en invierno es cuando más casos de diabetes se diagnostican” explica la química farmacéutica Paula Molina.

322

Las bajas temperaturas afectan el sistema respiratorio y el estado anímico de algunas personas, pero pueden transformarse también en un factor de riesgo para los diabéticos, porque eleva los niveles de glucosa en el organismo. Preocupante, porque según la última Encuesta Nacional de Salud, el 12% de la población padece de esta patología.

“Al igual que el calor extremo, las bajas temperaturas afectan la glucosa e insulina, provocando un mal funcionamiento del organismo y en invierno es cuando más casos de diabetes se diagnostican”, explica Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

Según la Escuela de Medicina Mount Sinai (EEUU), cuando la temperatura baja, el cuerpo reacciona con temblores para producir calor, que lo obtiene por el tejido adiposo generado por la cantidad de azúcar o glucosa que mantiene el organismo. En este sentido, el cuerpo buscará elevar la glucosa para mantener una temperatura cálida, afectando directamente a pacientes diabéticos.

Paula Molina entrega algunos tips que las personas afectadas se cuiden en esta época del año.

-Control estricto de la glucosa: “Es importante ir revisando constantemente estos niveles, para evitar producir una hiperglicemia que puede traer consecuencias mortales en estos pacientes”, indica Molina. Es importante también calentar las manos antes de hacer estas mediciones, para no modificar los resultados de la muestra.

– No se puede olvidar la actividad física, aunque estas personas pasen más tiempo dentro de casa. De acuerdo al químico farmacéutico, “esto ayudará a controlar la temperatura interna, que evitará una mayor producción de glucemia en los pacientes”.

-Cuidado con las bebidas calientes: Se ha comprobado que estas pueden afectar significativamente los niveles de azúcar en la sangre, sobre todo si se trata de bebidas chocolatadas.

-Vigilar los pies: Las bajas temperaturas pueden afectar la sensibilidad de esta zona del cuerpo, “por lo que es necesario tener especial atención frente a heridas, raspaduras o irritaciones”, indica Molina, quien recomienda “usar zapatos o botas adecuadas, evitando la compresión excesiva de la zona, además de aplicar lociones humectantes con regularidad”.

-Vacunarse: El sistema inmunológico se ve afectado por resfríos y gripes, por lo que la especialista señala que “para ellos es fundamental vacunarse. De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes, es más complejo manejar los niveles de azúcar en la sangre cuando el cuerpo está combatiendo un resfrío o gripe”.

Es importante que estos pacientes mantengan una buena hidratación, para evitar una mayor concentración de azúcar en la sangre, aún cuando cueste beber más líquido en esta época.