EEUU y México satisfechos con su acuerdo sobre inmigración

"El lunes ya no va a haber aranceles, no va a haber impuestos, no va a haber crisis económica o financiera en nuestro país", dijo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, frente a miles de simpatizantes.

83

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de México, Andrés Manuel López Obrador, se manifestaron satisfechos por el acuerdo entre ambos gobiernos sobre inmigración y el alivio fue palpable en la frontera.  

Washington y México alcanzaron el viernes un acuerdo sobre inmigración como deseaba Trump que para presionar a su vecino había esgrimido su arma favorita; los aranceles.

“México se esforzará mucho, y si lo hace, ¡este será un acuerdo muy exitoso tanto para Estados Unidos como para México!”, tuiteó Trump el sábado antes de agradecer a López Obrador.

López Obrador, por su parte, también aplaudió el acuerdo y desde la fronteriza ciudad de Tijuana celebró que su país evito una potencial crisis económica.

“El lunes ya no va a haber aranceles, no va a haber impuestos, no va a haber crisis económica o financiera en nuestro país”, dijo López Obrador frente a miles de simpatizantes.

El viaje de López Obrador a la frontera había sido planeado en plena crisis con Estados Unidos para “defender la dignidad” de México. Empero tras el acuerdo devino en una “celebración” .

El acuerdo sobre inmigración suspendió los aranceles del 5% que Trump amenazaba con imponer a México desde el lunes por considerar que su vecino no hacia los necesario para frenar la inmigración ilegal a Estados Unidos.

Mexico se comprometió a tomar “medidas sin precedentes” para detener a los migrantes y a desmantelar a los grupos de tráfico y trata de personas, según la declaración divulgada en Washington.

Estados Unidos, en tanto, devolverá a México a los solicitantes de asilo de regreso a ese país para que allí esperen el procesamiento de su solicitud.

López Obrador dijo en Tijuana que la solución ante el fenómeno migratorio no puede ser solo “cerrar fronteras o utilizar medidas coercitivas”.

“Lo más eficaz y lo más humano es enfrentar el fenómeno migratorio combatiendo la falta de oportunidades de empleo y la pobreza”, dijo.

Trump dijo también que México “aceptó comenzar de inmediato a comprar grandes cantidades de productos agrícolas a (los) grandes agricultores patriotas” estadounidenses.

Pero el diario The New York Times dijo el sábado que la mayoría de las medidas anunciadas ya habían sido pactadas en negociaciones anteriores.

Trump amenazaba con que los aranceles subirían 5 puntos porcentuales mensualmente hasta un máximo del 25% el 1 de octubre a menos queMéxico, que exporta a Estados Unidos 350.000 millones de productos al año, tomase acciones contra el paso de migrantes por la frontera de ambos países.