Trump a May: “El acuerdo comercial es posible cuando Reino Unido se libere de las cadenas”

En medio de protestas en su contra, el mandatario estadounidense se reunió esta jornada con la premier británica para abordar el futuro escenario de la relación comercial entre ambos países, y que se materializaría una vez que Gran Bretaña ejecute el Brexit.

93

En su segunda jornada de visita oficial a Reino Unido, el presidente de Estados Unidos Donald Trump, compartió un desayuno organizado en el palacio de Saint James, cuya anfitriona fue la primera ministra británica, Theresa May, y al que asistieron miembros de la realeza, empresarios y políticos.

El objetivo del encuentro fueron los vínculos comerciales entre ambos estados en el marco del inevitable divorcio entre Gran Bretaña y la Unión Europea, oportunidad en la que abordaron los beneficios que tendría un acuerdo bilateral de libre comercio después que se ejecute el Brexit.

“Hay un tremendo potencial en ese acuerdo, probablemente el doble o el triple de lo que estamos haciendo”, le subrayó Trump, quien en redes sociales ha manifestado su intención de profundizar los vínculos de negocios en sus redes sociales.

Otro de los grandes temas sobre la mesa fueron Huawei y el conflicto comercial con China. Estados Unidos ha incluido en la lista negra al gigante de las telecomunicaciones asitático por razones de seguridad (y para limitar su desarrollo de redes 5G) y quiere que sus aliados hagan lo mismo.

También está la espinosa situación de Irán, materia respecto a la que Reino Unido ha mostrado su voluntad de defender el pacto nuclear que la nueva administración estadounidense ha roto, o la lucha contra el cambio climático, del que también Trump se ha desvinculado al retirarse del Acuerdo de París.

Después de este encuentro, May y Trump se trasladaron a Downing Street, donde comparecieron ante los medios de comunicación.

En esta rueda de prensa conjunta, Theresa May recordó los fuertes laxos entre ambos países y ha anunciado que Washington y Londres están dispuestos a concretar un acuerdo comercial “fenomenal” después del Brexit.

.May también recordó la cooperación con Estados Unidos “para hacer frente a las amenazas globales”, tal y como lo han hecho estos últimos 75 años desde el desembarco de Normandía.

“Nuestra relación especial se basa en la historia, los valores, las costumbres, la cultura, el idioma y las leyes comunes”, recalcó el mandatario estadounidense.

“CARNAVAL DE RESISTENCIA” CONTRA TRUMP

Mientras ambos líderes se encontraban en la residencia de trabajo de la primera ministra británica, miles de londinenses han salido a la calle para protestar contra la visita del presidente estadounidense.

Activistas medioambientales, colectivos LGTB, feministas, antirracistas y también políticos, realizaron una gran marcha en Londres, protesta que se replicó en otras ciudades del país.

“Tenemos que salir a la calle en este Carnaval de la Resistencia para demostrar que rechazamos las políticas divisorias de Trump y las medidas de fanatismo, odio y avaricia”, expresó la coalición Stop Trump, que esperaba repetir este martes el éxito de la manifestación del año pasado.

La nueva versión del “Baby Trump”, el globo gigante que caricaturiza al presidente estadounidense como un bebé enfadado, sobrevoló las calles de la capital británica.

Durante la rueda de prensa, un impávido Trump ha restado importancia a estas manifestaciones. “No vi ninguna protesta”, declaró. Pero sí aseguró que ha visto a miles de personas apoyarlo.