Trump asegura que Rusia retiró a la mayor parte de su personal de Venezuela

El Kremlin no confirmó oficialmente la afirmación del presidente estadounidense. Sin embargo, el conglomerado industrial-militar ruso Rostec, que opera en Venezuela, negó que haya habido cambios en el país sudamericano.

328

Rusia le informó a Estados Unidos que retiró a la mayor parte de su personal de Venezuela, dijo este lunes el presidente estadounidense Donald Trump, quien hace dos meses exhortó a Moscú a “irse” del país sudamericano.

“Rusia nos informó que han retirado a la mayoría de su gente de Venezuela”, anunció el Mandatario en Twitter.

Washington y Moscú se han enfrentado en los últimos meses por Venezuela, con acusaciones mutuas de buscar desestabilizar al país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo.

Venezuela, sumida en una aguda crisis económica, vive desde enero una pugna por el poder entre el presidente Nicolás Maduro -con apoyo interno de los militares y externo en particular de Rusia, China y Cuba- y el jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por Estados Unidos y medio centenar de países.

En el marco de su “cooperación” con el gobierno de Maduro, Moscú envió en marzo dos aviones con unos 100 efectivos y equipos a Caracas.

Trump, que no descarta el uso de la fuerza para propiciar la salida de Maduro, llamó entonces al gobierno de Vladimir Putin a abandonar el territorio venezolano.

“Rusia tiene que irse”, dijo al recibir en la Casa Blanca a la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales. La frase fue repetida luego por funcionarios estadounidenses, en especial por el jefe de la diplomacia, Mike Pompeo.

El gobierno ruso justificó el envío de personal por un acuerdo firmado con el gobierno del fallecido expresidente Hugo Chávez, mentor de Maduro.

“La presencia de especialistas rusos en Venezuela se enmarca en un acuerdo entre los gobiernos de Rusia y Venezuela sobre cooperación militar y técnica que se firmó en mayo de 2001”, dijo la cancillería rusa.

Washington ha pedido repetidamente a Moscú que deje de apoyar a Maduro, una solicitud firmemente rechazada por Rusia, que acusa a Estados Unidos de intenciones golpistas contrarias al derecho internacional.

Rostec niega cambios

El Kremlin no confirmó oficialmente la afirmación de Trump de este lunes.

Sin embargo, el conglomerado industrial-militar ruso Rostec, que opera en Venezuela, negó que haya habido cambios en ese país.

Rostec desestimó un informe del domingo del diario estadounidense The Wall Street Journal, que señaló que la presencia rusa en Venezuela se había reducido a unas pocas decenas de personas luego de llegar a ser cerca de mil.

Los números citados por el WSJ “fueron exagerados decenas de veces”, dijo Rostec en un comunicado.

“En cuanto a los especialistas técnicos, llegan periódicamente al país para la reparación y el mantenimiento de los equipos suministrados anteriormente. Por ejemplo, recientemente se completó el mantenimiento técnico de un lote de aviones”, dijo Rostec.

Una portavoz de Rostec indicó a la AFP que “unas 10 personas trabajan en nuestra oficina en Venezuela y siempre ha sido así”.

Pero el WSJ dijo que Rostec tuvo una presencia mucho mayor en Venezuela, entrenando tropas y asesorando sobre contratos de armas. Según el diario, que citó a una fuente cercana al ministerio ruso de Defensa, la retirada de personal ruso se debió a la ausencia de nuevos contratos por la falta de liquidez del gobierno de Maduro. 

Consultado por AFP, el Kremlin declinó comentar la investigación del WSJ. 

En entrevista con AFP hace dos semanas, el embajador ruso en Venezuela, Vladimir Zaiomski, dijo que las tropas que llegaron a Venezuela en marzo ayudan al ejército del país latinoamericano a prepararse frente a las amenazas estadounidenses.

“El gobierno venezolano está en estado de alarma desde principios de año, pues Estados Unidos continúa con sus amenazas de uso de fuerza contra Venezuela. En tales condiciones, deben estar seguros de que las armas que poseen están en estado de funcionamiento”, declaró el diplomático desde Moscú.

Trump suele repetir que con relación a Venezuela “todas las opciones están sobre la mesa”.