Paro de profesores se inicia con 80% de adhesión: “No estamos pidiendo reajuste”

"Lamentablemente hemos tenido que llegar a esta situación, no es algo que hubiéramos querido, pero el Gobierno nos ha obligado con su intransigencia, con su soberbia, con su inexplicable actitud de falta de respeto hacia el profesorado", afirmó el presidente del gremio, Mario Aguilar.

212

El Colegio de Profesores inició este lunes una paralización indefinida en protesta por las condiciones de la educación pública en el país. El presidente del gremio, Mario Aguilar, afirmó que la adhesión al paro es del 80%, lo que afectaría a cerca de un millón de alumnos.

“Lamentablemente hemos tenido que llegar a esta situación, no es algo que hubiéramos querido, pero el Gobierno nos ha obligado con su intransigencia, con su soberbia, con su inexplicable actitud de falta de respeto hacia el profesorado”, señaló el dirigente en un punto de prensa en Plaza Baquedano.

“Habíamos tenido meses de conversación en una mesa donde incluso ellos mismos habían hecho algunas propuestas que nosotros considerábamos atendibles, sin embargo en la última reunión, cuando había que formalizar por escrito, el Gobierno llegó con una carta que fue un verdadero portazo, sin respuesta a ninguno de los problemas que habíamos planteado“, añadió.

Hay problemas graves. No estamos pidiendo reajuste de salarios en este movimiento, eso es lo normal en un movimiento gremial, estamos pidiendo por la educación pública que está en un verdadero abandono, hay colegios que tiene plagas de ratones, no hay insumos para hacer aseo en los baños, tenemos colegios donde en junio todavía no llega el material pedagógico”, enfatizó.

También mencionó que la Dirección Nacional de Educación Pública desde noviembre se encuentra sin director nacional, “demostración de desinterés del Gobierno por la educación pública”, según dijo, y que persiste el “agobio laboral docente por un montón de trabajo inútil que no sirve para nada, que nos saca de nuestro foco que es atender a nuestros estudiantes”.

“A todo esto se agrega el tema de la reforma curricular, es una aberración que nuestros jóvenes de tercero y cuarto medio queden en su plan general sin historia, educación física ni artes, eso es un grave daño en un país donde hay falta de conciencia histórica, malos índices de salud y que falta sensibilidad artística”, concluyó.