Irak: Condenan a la horca a 11 franceses y un tunecino miembros del EI

Fueron entregados a finales de enero a la justicia de ese país por los kurdos de Siria, , pero no tienen relación con el régimen de Bashar Al Asad.

430

Los 11 franceses y un tunecino juzgados en Irak en la última semana, fueron condenados a muerte por pertenecer al grupo Estado Islámico (EI).

Bilel Kabaoui, de 32 años, y Mourad Delhomme, de 41, conocieron este lunes su sentencia: muerte por ahorcamiento, tal y como prevé la ley irakí para cualquiera que se haya unido a una organización “terrorista”, haya combatido o no.

Como al menos otro francés antes que él, Mourad Delhomme dijo no haber nunca jurado lealtad ni combatido para EI, y alegó que estaba en Siria para salvar a la mujer de un amigo que sí murió combatiendo para la organización.

Aunque lo desmintió ante el tribunal, durante la instrucción dijo haber formado parte de la Brigada Tariq ibn Ziyad, una unidad de EI comandada por un antiguo legionario francés y descrita por los estadounidenses como una “célula de combatientes europeos, vivero de autores de atentados en Irak, Siria y el extranjero”.

Bilel Kabaoui, por su parte, alegó un error de juventud: “hace cinco años era muy tonto, estaba convencido de que podría salir de Siria cuando quisiera”, dijo al juez.

Los 12 hombres fueron entregados a finales de enero a Irak por los kurdos de Siria, pero no tienen relación con el régimen de Bashar Al Asad.

Según la ONG Human Rights Watch (HRW), los juicios iraquíes presentan graves lagunas, incluyendo la tortura, con el empleo de “diversas técnicas que no dejan marcas, como golpear a los sospechosos en las plantas de los pies y simular ahogamientos”.

Esta semana, esta organización pidió a Francia que no “subcontrate la gestión” de sus ciudadanos, porque París ha descartado firmemente repatriarlos y juzgarlos en el país de origen, tal como lo reclamaban los abogados de las familias.

Laurent Núñez, secretario de Estado del Interior francés, dijo este domingo que “los otros (franceses) podrían ser juzgados” en Irak, en referencia a los cerca de 450 franceses vinculados a EI que están actualmente retenidos en Siria.

Bagdad ofreció recientemente juzgar a los mil extranjeros en manos de los kurdos sirios a cambio de 2 mil millones de dólares, a cargo de sus países de origen.