Construcción de hospitales: Justicia indaga presunta asociación ilícita para defraudar al fisco

A juicio de la titular de la comisión investigadora de irregularidades en la construcción de hospitales, diputada Marcela Hernando, prácticas como la contratación de una asesoría externa por $400 millones para analizar el proyecto para Buin, probarían una colusión entre funcionarios del ministerio de Salud y los prestadores de ese servicio.

410

Un asociación ilícita que incluirá coimas, fraude al fisco, tráfico de influencias y amenazas con armas de fuego, denunciaron directivos del Servicio de Salud Metropolitano Sur (SSMS) ante la comisión de la Cámara de Diputados que indaga presuntas irregularidades en Inversiones Hospitalarias.

Los funcionarios comparecieron ante la instancia legislativa que sólo puede establecer responsabilidades políticas contra quienes resulten culpables en el proceso, para señalar que desde el ministerio de Salud ordenaron la contratación de un equipo de 19 personas para hacer la asesoría externa del diseño del hospital de Buin.

Según informó radio Bío Bío, el hecho que ya está siendo investigado por la justicia sería parte un modus operandi entre gente que integra la cartera y profesionales que brindan asesoramiento para la ejecución de los centros asistenciales.

En el caso del de Buin, que pretende beneficiar a los vecinos de esa comuna y de Paine, los denunciantes indicaron que en mayo de 2018 un grupo de directivos del SSMS, plantearon al jefe de finanzas de la División de Inversiones del Minsal, Mauricio Álvarez, que los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), eran insuficientes para dar continuidad al proyecto y bajo ese argumento se requería una inyección de recursos sectoriales.

Tras el planteamiento, el funcionario mencionado informó al jefe de proyectos de la repartición, Francisco Márquez; a la subdirectora del hospital de Buin, Luz Inés Torres; y a la ayudante Francisca Cid que se entregarían $1.300 millones adicionales, total que incluyó $400 millones para la contratación de un equipo revisor, ya que el ministro de Salud, Emilio Santelices y el jefe de Inversiones del Minsal, Luis Barrios, tenían interés en dar una mirada desde el sector privado a la iniciativa.

Dicho trabajo lo habría realizado Pía González, arquitecta que Álvarez presentó como la responsable del equipo externo compuesto por 19 personas para cumplir con dicha tarea. Lo que entonces no se conocía era que ambos eran vecinos y que el marido de la profesional, Marcos Pozo, hizo trabajos en la vivienda del funcionario de la cartera, los que habrían generado una discusión entre ambos que habría incluido amenazas con armas de fuego.

La titular de la comisión investigadora de irregularidades en la construcción de hospitales, diputada Marcela Hernando, dijo que se le informó de los hechos al Minsal en 2018 y éste sólo se querelló por fraude al fisco en enero de 2019, después que la ella los presuntos ilícitos ante el Ministerio Público en diciembre de 2018.

En un primer interrogatorio ante la fiscalía, Pía González habría señalado que fue Mauricio Álvarez les pidió reclutar a un equipo de trabajo para la asesoría externa del hospital de Buin y otros centros asistenciales, a cambio del 10% del sueldo de todo el equipo de trabajo que participaba de estos proyectos.