Fallece chilena cuya pierna fue amputada en Cancún

El viaje que comenzó con la alegría del matrimonio de sus hijos en ese balneario de México, terminó tristemente para la familia de María Inés Contreras, cuyo estado de salud se agravó en las últimas horas, derivando en su deceso.

1892

Una falla multisistémica provocó este domingo la muerte de la ciudadana chilena María Inés Contreras, quien había sufrido la amputación de su pierna derecha producto de una infección que siguió a la herida lacerada que se hizo durante un recorrido en bote en Cancún, México.

Pese a mostrar una leve mejoría el viernes y sábado, el estado de salud de la mujer de 68 años se agravó al presentar fallas hepática y renal, cayendo coma, haciendo infructuosos los esfuerzos médicos por salvar su vida.

“Tomamos conocimiento del fallecimiento de doña María Inés en Cnacún. Primero que nada hacerle llegar a la familia nuestro pésame, y segundo le hemos pedido a nuestro cónsul en Ciudad de México que está en Cancún que se ponga a disposición de la familia para colaborar en todo lo que sea necesario para la repatriación de los restos de María Inés ara que pueda volver a su natal Arica”, señaló el director General de Asuntos Consulares de CancilleríaRaúl Sanhueza. 

María Inés Contreras había viajado a México para disfrutar de sus vacaciones y asistir al casamiento de sus dos hijos. Sin embargo, una caída le generó lesiones graves, las que sumado a problemas con la atención médica, obligaron a amputarle una pierna para seguir con vida.

“Volvía en barco desde la Isla Mujeres, cuando la nave se movió y mi madre dio un paso en falso, golpeándose la pierna derecha (…) fue un golpe que provocó una pequeña laceración”, relató a Bío Bío su hijo Fabián respecto a cómo se generó la herida.

Luego de esa situación comenzaron una serie de complicaciones y traslados hacia diferentes centros médicos, los cuales les agotaron todo el dinero que tenían, estando a la deriva en tierras mexicanas.

Uno de los médicos diagnosticó una septicemia que obligó a, bajo autorización de sus hijos, amputar la extremidad a la afectada.

Pese a pedir ayuda al consulado chileno en el país, estos dijeron no poder entregar ayuda monetaria, sino que únicamente ofrecieron un traslado por medio de un avión ambulatorio que cuesta cerca de $50 millones chilenos.

Mujer viaja a Cancún con sus hijos y termina con su pierna amputada