Detienen a prestamistas extranjeros que amenazaban a pequeños comerciantes

La red ilegal operada desde Colombia entregaba créditos ilícitos a locatarios de Alto Hospicio e Iquique con un interés de 20%, quienes al no poder seguir pagando y ser objeto de amedrentamientos, abandonaban sus negocios.

10244

Una acción mancomunada entre la PDI y la Armada, logró la detención de un grupo de seis extranjeros, cinco colombianos (cuatro hombres y una mujer), además de una ciudadana boliviana, quienes eran parte de una red prestamista ilegal asentada en la Región de Tarapacá.

La investigación de casi diez meses realizada por la policía marítima y funcionarios de la policía civil, bajo la dirección de la fiscalía regional, estableció que la existencia de una organización criminal conformada principalmente por ciudadanos colombianos, que se dedicaba a dar créditos ilegales del tipo “gota a gota” a pequeños comerciantes de Iquique y Alto Hospicio.

El fiscal regional Raúl Arancibia explicó que la banda tenía un supervisor y varios “caminantes”, quienes eran los encargados de cobrar diariamente el dinero a los usuarios, quienes accedían a préstamos que oscilaban entre $500 mil y $4 millones, por los que debían cancelar un interés de un 20%, muy superior al permitido en la ley chilena.

“Esta organización trabajaba bajo un estricto manual de operaciones, que incluía un sistema computacional para subir los pagos en el mismo momento en que se cobraban y el envío diario del dinero recaudado hacia Colombia, donde está la jefatura de la organización, la que tenía un control directo de todos los préstamos y pagos realizados gracias a la aplicación informática”, agregó el persecutor.

Por su parte el comandante en jefe de la IV Zona Naval, el contralmirante Alberto Soto, señaló que la indagatoria se inició con informaciones recibidas por la Gobernación Marítima sobre que prestamistas extranjeros estaban operando en la caleta Riquelme, lo que había provocado que varias de las víctimas abandonaran sus locales comerciales cuando ya no podían seguir pagando.

“Esperamos que con la desarticulación de esta banda vuelva la tranquilidad a la caleta y a otros lugares de Iquique y Alto Hospicio donde operaba, ya que estos pequeños comerciantes vivían atemorizados de no poder pagar las cuotas que debían”, señaló.

En tanto, el comisario Marcelo Soto, de la Brigada Antinarcóticos de Iquique, detalló que junto con las aprensiones de los extranjeros, se incautaron más de 7 millones de pesos en efectivo, junto a dos motos y un jeep que utilizaban para hacer los cobros.

Sobre la cantidad de víctimas, indicó que aún es un número impreciso, ya que por temor no todas han querido declarar, aunque esperan que con estos resultados, más afectados se acerquen a la policía para entregar su testimonio.

Los detenidos fueron formalizados por el fiscal especializado en delitos económicos Juan Zepeda, por los delitos de usura, infracción a la Ley de Bancos, asociación ilícita y lavado de activos. Todos quedaron en prisión preventiva mientras dure la investigación.