Defensores de derechos humanos de EEUU demandan a Alabama por ley antiaborto

La semana pasada, la gobernadora de dicho estado Kay Ivey firmó una ley que criminaliza el aborto, incluso en casos de incesto o violación, a menos que haya peligro de muerte para la madre.

98

Las mayores organizaciones de defensa de derechos humanos y reproductivos de la mujer en Estados Unidos demandaron este viernes al estado de Alabama por su reciente aprobación de la ley antiaborto más estricta del país, que consideran “inconstitucional”.

La demanda fue iniciada por Planned Parenthood, una ONG que ofrece servicios de planificación familiar y acceso al aborto en todo el país, y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, según sus siglas en inglés), que litiga en defensa de los derechos humanos.

“Esta ley es descaradamente anticonstitucional, y ACLU no se quedará cruzado de brazos cuando políticos alentados por la agenda antiaborto del Presidente Donald Trump abusan de nuestra salud y nuestras vidas para su provecho político”, dijo Alexa Kolbi-Molinas, abogada del Proyecto de Libertad Reproductiva de ACLU.

La semana pasada, la gobernadora Kay Ivey firmó una ley que criminaliza el aborto, incluso en casos de incesto o violación, a menos que haya peligro de muerte para la madre. Por considerar la interrupción del embarazo un homicidio, castiga con hasta 99 años de prisión al médico que la practique.

La aprobación de esta medida, que prácticamente prohíbe el aborto en cualquier etapa de la gestación, desató numerosas protestas en Alabama y a nivel nacional.

Según lo previsto, la ley entrará en vigor el 15 de noviembre. Si esto ocurre, quienes proveen servicios de abortos “se verán obligados” a abandonar la práctica, señala la demanda presentada en nombre de estos proveedores ante una corte federal en este estado del sureste.

“La aplicación de la ley significará un daño inmediato e irreparable para las pacientes de los demandantes, puesto que viola sus derechos constitucionales, amenaza su salud y bienestar, y las fuerza a continuar sus embarazos hasta el fin en contra de su voluntad”, detalla el documento.

El aborto es legal en todo el país debido a un fallo de 1973, conocido como “Roe vs. Wade”, de la Corte Suprema de Justicia.

Pero los autores diseñaron la ley de Alabama con la intención de provocar una batalla judicial, con la esperanza de que los magistrados de la mayor instancia judicial reviertan este fallo a nivel nacional.

Varios estados de mayoría republicana, además de Alabama, han aprobado en lo que va de año duras leyes que contra el aborto con la misma intención de revertir el fallo histórico.