Tribunal expulsó a haitiano que dejó grave a expareja con cuchillo cartonero

En vez de expulsarlo del país, el juzgado optó por esa pena considerando que no tenía antecedentes penales previos, pero sí deberá abandonar el país una vez que la cumpla.

470

Cuatro años de presidio efectivo por ocasionar lesiones graves a su entonces conviviente en contexto de violencia intrafamiliar, debería cumplir en Chile el ciudadano haitiano Carlchristian Cadet, pero será expulsado del país.

Así lo determinó el Segundo Tribunal Oral Penal de Santiago, respecto del ilícito cometido en 2017 en la comuna de Independencia.

El juzgado dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que cerca de las 22:35 horas del 28 de agosto de 2017, el condenado ingresó al domicilio ubicado en General Saavedra 1146 de la citada comuna, lugar en que se encontraba su expareja y con un corta cartón le propinó diversos cortes en el rostro, cuello, brazos y manos.

El ataque le ocasionó a la víctima “una herida cortopunzante cervical, heridas cortopunzantes frontales, lesión en el tendón extensor del dedo índice izquierdo, herida cortante en el antebrazo izquierdo, las que demoran en sanar salvo complicación entre 45 y 60 días”, detalla la resolución.

Además de la condena, el dictamen unánime también aplicó las penas accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; más el comiso del instrumento empleado en la ejecución del delito, un cuchillo cartonero.

Sin embargo y atendido que Cadet reúne los requisitos se sustituyó esa pena por la de expulsión por. “Se sustituye la pena impuesta por la expulsión del sentenciado del país, quien no podrá regresar al territorio nacional en un plazo de diez años, contados desde la fecha de sustitución de la pena, bajo apercibimiento de revocación”.

La expulsión deberá verificarse en un plazo no superior a 60 días desde que la sentencia quede ejecutoriada, por lo que el sentenciado deberá “permanecer internado en el recinto penitenciario correspondiente hasta la concreción de la medida sustitutiva”.