Gobierno propone la creación de nuevo consejo de nombramiento de jueces

La iniciativa propone cambios en el sistema que permite elegir a los 147 magistrados que integran las cortes de Apelaciones y los 1.564 jueces de primera instancia. La designación de los 21 integrantes de la Corte Suprema no sufrirá grandes modificaciones. 

72

El Ministerio de Justicia pretende hacer una reforma al sistema de nombramiento de jueces. La iniciativa propone cambios en el sistema que permite elegir a los 147 magistrados que integran las cortes de Apelaciones y los 1.564 jueces de primera instancia. La designación de los 21 integrantes de la Corte Suprema no sufrirá grandes modificaciones.

En el documento, dado a conocer por La Tercera, propone la creación de un Consejo Nacional de Nombramientos que estará a cargo de la nominación final de los magistrados. Hoy, esa facultad recae en el Presidente de la República, quien elige de ternas propuestas por el Poder Judicial.

Para la conformación del nuevo consejo el gobierno trabaja en dos propuestas. La primera crea un consejo autónomo por orgánica constitucional formado por cinco miembros, electos por el Presidente de la República, el Senado, el Consejo de Alta Dirección Pública (ADP), una asociación gremial de jueces y las facultades de derecho.

El Consejo llama al concurso y selecciona las primeras 10 calificaciones, de las cuales el tribunal respectivo nomina una terna: la Corte Suprema, en el caso de ministros de segunda instancia, y la Corte de Apelaciones cuando se trate de jueces letrados. Las ternas serán elegidas por “acuerdo fundado” y el Consejo elige finalmente al juez.

La segunda propuesta, el Consejo depende de Justicia, es presidido por el ministro y tiene dos integrantes más: un representante de la ADP y otro de las facultades de derecho de las universidades del Consejo de Rectores. En esta propuesta, el concurso es realizado por la Corporación Administrativa del Poder Judicial, que elige a los 10 candidatos para la terna final. El Consejo resuelve la nominación.

La reforma esta siendo trabajada desde el año pasado, pero adquirió mayor prisa tras el caso Rancagua, donde tres jueces son indagados por prevaricación y tráfico de influencias.