Estados Unidos suspende todos los vuelos desde y hacia Venezuela

La disposición que se fundamenta en que viajeros, tripulación y aeronaves pueden ver amenazada su seguridad yendo a esa nación en crisis, se suma a la decisión que anteriormente ya tomaron varias aerolíneas estadounidenses.

117

El gobierno de Estados Unidos suspendió este miércoles todos los servicios aéreos de pasajeros y carga desde y hacia Venezuela, evocando razones de seguridad.

Mediante un comunicado, el Departamento de Transporte dijo que la orden fue emitida en acuerdo con los Departamentos de Estado y de Seguridad Interior.

La ley estadounidense autoriza al gobierno a tomar medidas inmediatas para suspender los derechos de las compañías aéreas extranjeras y estadounidenses de prestar servicios entre Estados Unidos y aeropuertos de otros países cuando considere que hay condiciones en el país de destino que amenazan la seguridad de los viajeros, la tripulación y las aeronaves.

Esta orden de suspensión se suma a la notificación emitida el 1 de mayo pasado por la Administración Federal de Aviación, que regula los vuelos de naturaleza civil en Estados Unidos, por la cual se prohíbe a la mayoría de los operadores y pilotos de aviones certificados por Estados Unidos volar a menos de 26.000 pies (7.900 metros) sobre el territorio de Venezuela, también por razones de seguridad.

El Departamento de Estado actualizó el 9 de abril su recomendación de viaje con respecto a Venezuela, ubicando al país en el nivel máximo de alerta (“No viajar”), “debido a delitos, disturbios, servicios de salud deficientes, secuestros y arrestos y detenciones arbitrarias de ciudadanos estadounidenses”.

La aerolínea estadounidense American Airlines ya había decidido a fines de marzo suspender indefinidamente sus vuelos desde y hacia la nación sudamericana.

En tanto, United Airlines y Delta y la colombiana Avianca suspendieron actividades en 2017; la alemana Lufthansa y la estadounidense Dynamic, en 2016; y Air Canada, Aeroméxico, Alitalia, Tiara y Gol, entre 2014 y 2015.