Violento portonazo sorprendió a Fernando Solabarrieta junto a sus padres

Fueron atacados por tres individuos encapuchados que los obligaron a descender del vehículo cuando llegaban a la casa de sus progenitores. La acción de los delincuentes los dejó lesionados a él y a su mamá.

362

“Estamos viviendo un país súper peligroso y tenemos que cuidarnos entre nosotros porque la delincuencia nos está ganando”, expresó el periodista, Fernando Solabarrieta, tras ser víctima de un violento portonazo la noche del lunes cuando llegaba junto a sus padres a la residencia de éstos en la comuna de Providencia.

De acuerdo al informe policial, el asalto se produjo en la intersección de las calles Lota con Luis Thayer Ojeda, cuando el comentarista deportivo dejaba a sus padres, que se encuentran de visita en Chile, después de cenar en un restorán del sector oriente de la capital.

En momentos en que llegaba al domicilio de sus progenitores, fueron sorprendidos por individuos que se movilizaban en otro vehículo y encapuchados, quienes los obligaron a descender del BMW en el que se desplazaban.

Al momento de darse a la fuga, los antisociales le infirieron una herida con un destornillador en una pierna al comunicador, mientras que su madre recibió un golpe en la cabeza.

Solabarrieta contó que al momento del portonazo se encontraba “con el motor encendido, cuando de pronto mi papá me grita ¡cuidado! Yo me di cuenta de que en la ventana mía había un tipo encapuchado y amenazándome”.

“Primero pensé que era una broma, que alguien me estaba haciendo una broma pesada. Me demoro como 10 segundos en darme cuenta de que era una situación real. El tipo me baja muy violentamente del auto y yo lo único que atiné a hacer -entre los gritos de mi papá y de mi mamá- fue tratar de demorar un poco la situación”, relató Solabarrieta.

Añadió que “como supuse que no era tan tarde y era una calle concurrida… pensé ‘si esto se demora a lo mejor se escapan’. Y, como me demoré un poco en bajar, los tipos se desesperaron y uno de ellos me tiró un punzón en una pierna. Me redujeron y dos de ellos salen corriendo. Yo a esas alturas estaba muy preocupado con lo que pasara con mi mamá, que estaba en el asiento de atrás”, añadió.

“Me di cuenta de que se van dos corriendo a un auto que estaba estacionado 20 metros más adelante, y el otro se sube en mi auto para irse. En ese momento, mi mamá da vuelta para saber qué había estado pasando conmigo y al dar vuelta el auto, el sujeto pasa a llevar a mi mamá y se cayó. Se pegó en la cabeza. Gracias a Dios está bien y mi papá también. Yo tengo un par de lesiones leves producto del forcejeo de cuando me sacan”, agregó.

Por último manifestó que “la sensación es que no eran niños, sino jóvenes de 20 a 25 años (…) Estamos viviendo un país súper peligroso y tenemos que cuidarnos entre nosotros porque la delincuencia nos está ganando”, concluyó el periodista de TVN.