Vicepresidente del Parlamento venezolano está en prisión preventiva en una cárcel militar

El diputado Edgar Zambrano fue detenido el miércoles en Caracás por parte de agentes del servicio de inteligencia del gobierno de Nicolás Maduro, acusado de participar del fallido alzamiento militar.

71

El vicepresidente del Parlamento venezolano, el opositor Edgar Zambrano, fue enviado a prisión preventiva por su participación en una fallida sublevación militar y recluido en una cárcel castrense en Caracas, anunció este viernes el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Un tribunal competente en casos de terrorismo “dictó medida judicial privativa de libertad al ciudadano Edgar Zambrano por la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil”, indicó un comunicado del TSJ, de línea oficialista.

El brazo derecho del opositor Juan Guaidó, detenido la noche del miércoles en una rocambolesca operación y llevado en ese momento al cuartel de los servicios de inteligencia, fue trasladado “a la sede de la Policía Militar, ubicada en Fuerte Tiuna”, el mayor complejo militar de Caracas, señaló el TSJ.

Zambrano es uno de los diez diputados imputados por el TSJ por participar en la fallida rebelión del 30 de abril, bajo el liderazgo de Guaidó quien se mantiene en una pugna con Nicolás Maduro por el poder en Venezuela.

La abogada del vicepresidente del Parlamento, Lilia Camejo, denunció irregularidades en su proceso.

“Desde el momento de la detención, le han violado los derechos al diputado. No tuvimos acceso al expediente, ni pudimos ser designados a su defensa”, indicó a periodistas Camejo, quién también se preguntó por qué un civil fue enviado a una cárcel militar.

Tres de los legisladores imputados por el máximo tribunal se refugiaron en sedes diplomáticas para evadir el arresto y otros dos denunciaron presencia de agentes frente a viviendas de sus familias.

Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, rechazó la ofensiva oficialista como un intento de “desmontaje del Parlamento”, la única institución en manos de la oposición.

Según el TSJ, Zambrano y los otros legisladores opositores cometieron los delitos de manera flagrante, por lo que pierden el beneficio del fuero parlamentario.

De todas maneras, la oficialista Asamblea Constituyente los despojó de su inmunidad, abriendo el camino para que fueran enjuiciados en tribunales ordinarios.