Funcionaria trans presenta recurso contra Gendarmería por negarle uso de su nombre social

La acción judicial se fundamenta en que, no obstante, la institución permitió a la empleada administrativa adecuar su estética y forma de ser a su identidad de género, no la dejó cambiar su correo electrónico y registros internos hasta que no cambie legalmente su nombre.

322

Un recurso de protección contra la institución por negarse a respetar su nombre y sexo social, presentó una funcionaria administrativa de Gendarmería.

Según explicó la abogada del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Paz Becerra, en febrero pasado la trabajadora comunicó su transexualidad y comenzó a adecuar su estética a la identidad de género que la representa, lo que cual derivó en “actitudes y comentarios transfóbicos en su contra, provenientes de algunas jefaturas y de compañeros de trabajo”.

En virtud de ello, el Movilh solicitó por escrito a Gendarmería que investigara los acosos transfóbicos, que capacitara a todos sus funcionarios en diversidad sexual y de género y que adoptara las medidas necesarias para respetar el nombre y sexo social de la trabajadora.

Si bien Gendarmería accedió a buena parte de las demandas, se negó a que el nombre y sexo social de la trabajadora fuesen respetados en el correo electrónico y los registros internos a los cuales tienen acceso otros funcionarios, argumentando que para ello la mujer debía primero cambiar su identidad legal.

Becerra precisó que tal exigencia es “arbitraria e ilegal”, pues contraviene la no discriminación por identidad de género garantizada en la Ley Zamudio, así como diversos fallos de tribunales que obligan a respetar el nombre y sexo social de las personas trans, hubiesen o no cambiado su identidad legal.

De igual manera, apuntó la jurista que con su actuar la institución penitenciaria violentó diversos principios constitucionales como son el derecho la integridad física y psíquica de la persona y la igualdad ante la ley, además de transgredir la Convención Americana de Derechos Humanos y las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

En tanto la vocera del Movilh, Daniela Andrade, precisó que “doblemente repudiable es que en los últimos dos años Gendarmería de Chile ha sido obligada una docena de veces por tribunales a respetar el nombre y sexo social de las y los internos trans”.

Subrayó que con lo ocurrido ahora a una de sus trabajadoras, “es claro que esta institución nada ha entendido de los fallos de los tribunales y, por el contrario, persiste con su tradicional, peligrosa y perjudicial transfobia”.

Por todo, “esperamos un fallo favorable y que de una vez por todas Gendarmería respete los derechos humanos de sus trabajadores/as y de los internos/as”, finalizó el Movilh.