Caso Odebrecht: Kuczynski cumplirá prisión preventiva en su casa

El octogenario exjefe de Estado es uno de los cuatro expresidentes peruanos investigados por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, y fue operado 10 días después de que el exmandatario Alan García se suicidara de un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por este caso.

49

El detenido expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK) fue trasladado desde la Clínica Anglo Americana a su casa en Lima, donde cumplirá 36 meses de arresto domiciliario en medio de la investigación de lavado de activos vinculado a la firma brasileña Odebrecht.

Tras permanecer internado desde el 16 de abril en el centro asistencial privado en la capital de Perú, a raíz de una crisis de hipertensión, la justicia optó porque atendiendo a su condición de salud, cumpliera la medida precautoria en su casa ubicada en el distrito de San Isidro.

El traslado de PPK se realizó bajo estrictas medidas de seguridad, después de ser operado de urgencia el sábado para implantarle un marcapasos.

Vestido con ropa deportiva sobre una camilla y cubierto con una sábana azul, el exmandatario de 80 años ingresó el jueves a su casa ayudado por enfermeros, como se apreció en las imágenes captadas por la prensa.

“Gracias a Dios el expresidente ha evolucionado bien sus signos vitales siguen estables. Los médicos han decidido darle de alta”, dijo a la radio RPP el abogado defensor, César Nakazaki.

Kuczynski es uno de los cuatro expresidentes peruanos investigados por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht y fue operado 10 días después de que el exmandatario Alan García se suicidara de un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por este caso.

La justicia peruana dispuso el sábado la detención domiciliaria por 36 meses al exgobernante en lugar de la prisión preventiva, por igual lapso que ordenó un tribunal la semana pasada, en un caso de corrupción ligado al de Odebrecht.

Asimismo, le impuso varias reglas de conducta, entre ellas no hablar con la prensa, y el pago de una caución económica de 100.000 mil soles (unos 30.300 dólares).

“Ya también se ha pagado la caución de 100 mil soles que requirió el juzgado. Teníamos problemas porque tenía las cuentas congeladas y los bienes embargados”, explicó Nakazaki.

PPK es el segundo exmandatario peruano en ser detenido en el marco del escándalo de corrupción por coimas, que ha salpicado a cuatro de sus pares.

El exitoso exbanquero de Wall Street es investigado por pagos de Odebrecht a dos empresas ligadas a él cuando era ministro de Economía del presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

La empresa brasileña declaró en 2017 que había pagado casi cinco millones de dólares por asesorías a dos firmas ligadas a Kuczynski: First Capital y Westfield Capital.

Además, Jorge Barata, exjefe de Odebrecht en Perú, dijo a fiscales peruanos en Brasil la semana pasada que la empresa aportó ilegalmente 300.000 dólares a la campaña de Kuczynski que lo llevó al poder en 2016.

El expresidente Alan García (2006-2011) se suicidó hace 10 días de un disparo en la sien cuando iba a ser detenido por un caso relacionado con Odebrecht.

Perú es el segundo país de la región más golpeado por el escándalo de corrupción de Odebrecht, después de Brasil.