Chuquicamata subterránea se adelanta y extrae sus primeras 8.000 toneladas

En cuanto al inicio de la operación del sistema de transporte de mineral, compuesto por el chancador y las correas, éste se desarrolla de acuerdo a lo programado y estará operativo durante el segundo semestre de 2019.

303

Antes de lo esperado, el proyecto Mina Chuquicamata Subterránea cumplió uno de sus hitos más simbólicos: el inicio de las denominadas obras de minería. Esto implica que los equipos instalados en la frente de producción ya extrajeron las primeras toneladas de mineral del primer sector productivo.

Posteriormente al proceso de reformulación, que se realizó durante 2017, la construcción del proyecto estructural ha mantenido de manera sostenida sus avances durante los últimos 18 meses, de acuerdo a lo programado.

De este modo, aseguró el cumplimiento de los hitos constructivos comprometidos: el inicio del hundimiento en mayo 2019 y el comisionamiento del sistema de manejo de minerales durante el segundo semestre de este año. 

Según explicó el gerente del proyecto, Rodrigo Barrera, en febrero de 2019 se terminó la preparación de 70 mil m² correspondientes a los macrobloques iniciales de la mina.

“En marzo, y de acuerdo a la estrategia definida, iniciamos los trabajos de perforación, labores de alistamiento que están siendo ejecutadas por los operadores reconvertidos de la División Chuquicamata”, explicó.

“A fines de marzo hicimos las primeras tronaduras de bateas que habilitan los puntos desde donde se extrae el mineral y durante esta semana comenzamos con los trabajos para iniciar el flujo de mineral desde los niveles superiores”, agregó Barrera.

Hasta ahora se han extraído más de 8 mil toneladas de mineral de las cinco bateas ya habilitadas, las que según lo establecido en el plan de ejecución del proyecto, son transportadas por camiones de bajo perfil hasta el fondo del rajo.

En cuanto al inicio de la operación del sistema de transporte de mineral, compuesto por el chancador y las correas, éste se desarrolla de acuerdo a lo programado y estará operativo durante el segundo semestre de 2019. 

“Sin duda este avance es de gran relevancia, ya que va en línea con lo programado y nos permite asegurar los cumplimientos técnicos del proyecto. Este hito forma parte de la transformación de Chuquicamata y de nuestros aportes al desarrollo y progreso de Chile para las próximas décadas. Lo más importante es que lo estamos haciendo con nuestra gente”, destacó por su parte el gerente general de la División Chuquicamata, Mauricio Barraza.