Nicole Pérez se quebró al hablar de alopecia de su hija

La exchica Mekano se emocionó al hablar de la adolescente, quien debe enfrentar una compleja situación al sufrir de pérdida constante de cabello.

2443

La exchica Mekano, Nicole Pérez, visitó el estudio de ‘Viva la pipol’ de CHV junto a su hija adolescente Isidora, y relató lo duro que ha sido enfrentar su alopecia, enfermedad que genera pérdida anormal de cabello.

Hace más de un año la joven fue diagnosticada de esta condición, por lo que el médico le recomendó corticoides y seguir tratamientos dermatológicos. No obstante, estos no fueron suficientes, e Isidora tomó la drástica decisión de raparse.

La adolescente intentó usar pelucas, pero le avergonzaba al punto que no quería salir de la casa.

“Fue un proceso, me costó asimilarlo. En un momento me quedaba poco pelo, y me tenía que rapar. Ahí fue que dije ‘ya no tengo pelo’, y fue lo más difícil. Me costó salir, no me podía juntar con mis amigos, decía que estaba castigada. Siempre le echaba la culpa a mi mamá, y todos pensaban que era mala mamá. No iba al colegio, hacía exámenes libres. Fue un proceso muy difícil”, expresó en el espacio de CHV.

Finalmente optó por asumir su condición y comenzó asistir a reuniones con mujeres que sufren de su misma condición, algo que le ayudó mucho con su autoestima.

Las palabras de la joven emocionaron a Nicole, quien no pudo contener las lágrimas.

“No quería llorar. Me emociona verla hoy hablando, mostrándose tal cual, una adolescente sin pelo. La adolescencia es súper difícil, y sin pelo más difícil. No lloro porque no tenga pelo o por tristeza, la idea es que la gente no la vea con lástima”, dijo.

“El año pasado fue difícil, porque en Chile no hay mucha información sobre la alopecia. O sea, fui donde una dermatóloga que decía ‘sufrió un estrés’ o ‘tú, ¿cómo eres como mamá? ¿son una familia disfuncional?’. Tú quieres que te informen, que te digan que esto es una condición, que puede ser hereditario”, agregó.

Por último, la exchica Mekano remarcó que la enfermedad tiene un costo muy alto, entre ellos financiar una peluca que no baja del millón de pesos, los tratamientos psicológicos y dermatológicos. Por lo que han pensado seriamente en crear una fundación con el objetivo de orientar a aquellos que sufren esta condición.