Fraude en Carabineros: La arista que complica a exgenerales directores y Javiera Blanco

Un sistema sostenido en el tiempo y que abarcó varias administraciones de la policía uniformada, es la otra hebra que indaga fiscalía en este mega desfalco institucional que tiene a decenas de imputados y que ahora fija su objetivo en las autoridades de ésta y de gobierno entre 2006 y 2017.

3337

Como “la receta” se conoce a la práctica de malversación de fondos que investiga el Ministerio Público y que corresponde a otra cuantiosa arista del megafraude cometido en forma sistemática por poco más de una década y que implica $6.100 millones en gastos reservados de Carabineros destinados a otros usos.

Así lo dio a conocer un reporte de T13, en el que quedaron al descubierto rendiciones falseadas del uso de esos recursos por parte del alto mando de la institución de orden y seguridad, que se presentaban anualmente a Contraloría y que esta jamás objetó por existir una ley de por medio y la firma de los generales directores del período que contempla entre 2006 y 2017.

Este modo de operar consistía en disfrazar las planillas de los gastos que originalmente debían ser entregados y utilizados íntegramente por Dirección Nacional de Inteligencia y la Dirección Investigación Delictual y Drogas, con detalles que se inventaban, las que llegan al ente fiscalizador acompañadas de una declaración jurada y firmada por los generales (r) Alejando Bernales (fallecido), Gustavo González Jure, Eduardo Gordon y Bruno Villalobos.

Según la indagatoria de 30 tomos a cargo de la fiscal Macarena Cañas que aún no es formalizada, a quien el persecutor del fraude Eugenio Campos le entregó dicha hebra del caso principal que lleva más de $30 mil millones defraudados, declaraciones de varios oficiales subalternos a cargo de realizar ese trabajo o distribuir las platas a quienes estaban dirigidas, lo confirman.

Por ejemplo, el jefe del Departamento 1 de Presupuestos y Finanzas 2007-2012, el coronel Fernando Pérez Barría, declaró que “las rendiciones de cuentas de gastos reservados al contralor, correspondiente al presupuesto ejecutado años 2006-2011, fueron informados con datos irreales, lo cual estaba en pleno conocimiento tanto del director de Finanzas, general Iván Whipple Mejías y de los generales directores de la época”.

Esta forma de defraudación la ideó el jefe de finanzas, general Flavio Echeverría, a cargo de la custodia y distribución del dinero.

ROL DE JAVIERA BLANCO

La ex ministra de Justicia, Javiera Blanco, aparece mencionada en una decena de oportunidades por los citados a declarar, sosteniendo que la entonces exsubsecretaria de Carabineros, era parte de engranaje en relación a que era beneficiaria de parte de esos aportes.

Así lo declaró el suboficial mayor de la institución, Luis Hernán Tamayo Vergara, quien señaló que “desde el Departamento IV se enviaba regularmente un sobre con dinero por concepto de gastos reservados a la subsecretaría de Carabineros, me consta porque cuando fui trasladado a la subsecretaría, fui en varias ocasiones al Departamento IV a buscarlo. Se trataba de un sobre de medio oficio, iba a nombre de la subsecretaría, recuerdo que le ponían solo un número afuera, además al tocarlo se notaba que contenía billetes en su interior”.

Esta versión la corrobora la entonces asesora de la subsecretaría de Carabineros, coronel (r) Lily Fuentes Campos, al precisar que “era habitual que por ejemplo, por causa del término de un seminario, o para agasajar a una visita que venía del extranjero, se planificaba una cena, entonces preguntábamos cómo se iba a pagar la cena y la subsecretaria Javiera Blanco respondía que con dinero de los gastos reservados, recuerdo en particular una cena en el restaurant El Divertimento, que está a los pies del Cerro San Cristóbal, por el lanzamiento de un libro propio de la Subsecar”.

Otro testimonio es el del exjefe del Departamento IV de la DIGCAR 2006-2010, coronel (r) Marcelo Zúñiga Bestard, a señalar que “los gastos reservados eran entregados a Javiera Blanco en su calidad de subsecretaria de Carabineros, toda vez que su jefe de gabinete era un coronel a quien no le correspondía. Por tal razón era ella quien recibía los recursos, según lo que me ordenó por el general Iván Whipple en época”.

En junio del año pasado Blanco aclaró los trascendidos asegurando que jamás ha recibido ese tipo de embolso. “Me veo en la obligación de afirmar categóricamente, una vez más, que jamás recibí gastos reservados. En mis años de servicio público he actuado siempre con rectitud y responsabilidad. No puedo seguir permitiendo que se siga con una acusación falsa. Yo nunca recibí gastos reservados”, sentenció.

Pero según consta en  investigación, el exjefe del Departamento III Tesorería y Remuneraciones de Carabineros, coronel (r) Arnoldo Riveros Guerdes dijo que “a propósito de que salió en el diario que el suboficial Tamayo llevó sobres con dinero de gastos reservados destinados a Javiera Blanco, subsecretaria de la subsecar, y se los entregaba al capitán Hans Picón, quien se los entregaba personalmente a Javiera; me comentó Francisco Reyes Momberg, quien trabajó en Inspectoría, que Picón mentía al decir que no se acordaba de ese hecho, pues él tenía conocimiento que efectivamente Picón le entregaba los sobres a la subsecretaria”.

Añade que antes de ser detenido en la investigación del fraude en la cual también está en prisión preventiva el oficial, “Reyes Momberg, quemó documentos relativos a gastos reservados por órdenes superiores”.

Por último, Jefe del Departamento 1 de Presupuestos y Finanzas 2007-2012, el coronel Fernando Pérez Barría, dijo que a Blanco siempre se le entregaron dineros por ese concepto y que por orden de Gordon no se siguieron entregado a su sucesora en el cargo, Carol Bown, en el gobierno de Piñera, porque era “muy nuevita” y podría contarlo e incluso fue calificada de que no era aporte para Carabineros.