Reforma a las isapres: Caviedes y Santelices se enfrentan por preexistencias

Líder de las prestadoras de salud privadas sostiene que el sistema “no puede darse el lujo de recibir gente enferma”, mientras que el titular de salud afirma que “se acabó la mirada unilateral en donde ellos fijaban las reglas del juego

230

A dos días del anuncio del Gobierno de reforma al sistema de salud de manera integral ya se produjo el primer desencuentro entre la autoridad sanitaria y la Asociación de Isapres, luego que ésta manifestara sus reparos en orden al proyecto que busca poner fin a varias de las exigencias y catalogación que el sistema privado realiza a sus cotizantes.

El presidente de la entidad, Rafael Caviedes, abordó los diversos puntos del articulado elaborado por el Ejecutivo que propone terminar con el cobro a los afiliados por rango etario, edad fértil e incluso negarles la incorporación en caso de tener enfermedades crónicas o temporales previamente generadas o adquiridas.

“No puede el sistema de isapres darse el lujo de incorporar gente que viene enferma”, sentenció el líder de las prestadoras en entrevista con radio La Clave, subrayando que dado que este sistema lo financia un millón 800 mil personas, “no tenemos capacidad económica para carga de enfermedades de 14 millones de chilenos que no está bien resuelta” en Fonasa.

Caviedes remarcó que este negocio tiene un margen de entre $1.000 y $2.000 por persona y por lo tanto una consulta médica vale $40 mil o $30 mil. “Esto lo mantiene en un equilibrio inestable, por lo tanto, no se puede desestabilizar resolviendo los problemas de salud de los 14 millones de personas. Por eso existen las declaraciones de salud y se supone que las personas tienen ingresar sanas”, aseguró en conversación con radio La Clave.

El representante de las instituciones de salud privadas aseguró que le desearía admitir sin condiciones a los cotizantes pero que para ello “tienen que abrirse las barreras de los mecanismos de subsidio o de compensación de riesgo para que las personas puedan circular libremente”.

Sostuvo que “no hay otra forma (…) por el estrecho margen per cápita que queda de cada individuo. Esa es una realidad económica” y que por ello –enfatizó- “el encarecimiento de los costos de salud no es un problema de las isapres”, añadiendo que los cotizantes están satisfechos con los servicios y coberturas que éstas otorgan.

SACAR DE LA ZONA DE CONFORT A LA INDUSTRIA

Por su lado, el ministro de Salud, Emilio Santelices, defendió el tenor de la reforma y los cambios que se quieren introducir a las isapres, sosteniendo que “se acabó la mirada unilateral en donde ellos fijaban las reglas del juego, ahora están fijadas por una ley robusta”.

Es decir, acotó “aquí estamos ante un cambio de paradigma y eso es fundamental a la hora de enfrentarse a una industria que estaba en una zona de confort”, dijo la autoridad en conversación con radio Infinita, recalcando que los cambios propuestos responden a “un diagnóstico que se recoge desde la ciudadanía” y que se hace cargo de los grandes dolores de cabeza de los chilenos.

“Cambiaron las reglas del juego; el rayado de la cancha es distinto. Es sobre la base de la solidaridad, de justicia sanitaria. Es un nuevo paradigma y, por lo tanto, se van a tener que preocupar de dos cosas; de dar cobertura financiera, porque es su objetivo pero hay otro hecho fundamental, de cuidar a la población”.

Piñera presentó reforma a la salud: Fortalecimiento de Fonasa y fin a discriminación por sexo y preexistencias en isapres