Fiscalías de Chile y Colombia coordinan búsqueda de sargento en retiro

Amory Ojeda Gonzalez se encuentra desaparecida desde el 5 de marzo, en la localidad de Bucaramanga hasta donde se trasladó con su pareja colombiana, Juan Valderrama. A través de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones de la Fiscalía Nacional, la fiscal adjunta de Pudahuel Gabriela Cruces, además de su grupo de trabajo, sostuvo una videoconferencia para intercambiar información con autoridades policiales y representantes de la Fiscalía Colombiana.

516

Las fiscalías de Chile y Colombia junto a representantes de las respectivas policías sostuvieron una reunión de coordinación para establecer el paradero de la sargento (r) de carabineros Amory Ojeda Gonzalez (51), desaparecida desde el 5 de marzo, en la localidad de Bucaramanga.

A través de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones (UCIEX) de Fiscalía Nacional, la fiscal adjunta de Pudahuel Gabriela Cruces, además de su grupo de trabajo, sostuvo una videoconferencia para intercambiar información con autoridades policiales y representantes de la Fiscalía Colombiana.

La persecutora explicó que se pudo constatar el despliegue realizado por la policía nacional de ese país especialmente en el entorno del acompañante de la chilena, un ciudadano colombiano, de 28 años, con el cual inició una relación sentimental en Chile y en virtud de ello, Amory Ojeda resolvió establecerse en el país cafetero junto a este.

“Hay diligencias muy avanzadas y también hipótesis que han cobrado más fuerza en estos días. Desde Chile hemos aportado información relevante para que la fiscalía de Colombia y la policía continúen el rastreo de nuestra compatriota y dar una respuesta a su familia, que está muy angustiada” detalló la fiscal de Pudahuel.

La información confirmada a la fecha es que Amory Ojeda ingresó a Colombia junto a su pareja Juan Valderrama, el pasado 5 de marzo.

De acuerdo a los allanamientos realizados al vehículo y residencia de Valderrama, se sabe que la mujer desapareció sin llevarse sus maletas ni teléfonos celulares.