Caso Odebrecht: Fiscalía pide prisión preventiva para Kuczynski

El exgobernante podría estar 36 meses detenido mientras dure la investigación en su contra, por la que también la justicia ha requerido a sus antecesores, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Alan García.

67

La fiscalía especial del caso Lava Jato/Odebrecht pidió este lunes prisión preventiva para el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK), en la audiencia de apelación a la detención del exbanquero de Wall Street, en un caso que salpica a cuatro exmandatarios peruanos.

“Se ha dado por superada la etapa de investigación preliminar. Lo que corresponde es poner a disposición a los investigados y al juez de investigación preparatoria para que señale fecha de audiencia (de prisión preventiva)”, dijo el fiscal Hernán Mendoza dando un giro a la audiencia, que debía resolver si daba libertad a Kuczynski.

“Es una celada (emboscada) y una arbitrariedad”, replicó el defensor del exmandatario (2016-2018), abogado César Nakazaki.

La audiencia, transmitida por televisión, se desarrolló en presencia de Kuczynski, representantes de la fiscalía y abogados, ante el juez Juan Guillermo Piscoya, de la primera sala de apelaciones de la Corte Superior de Justicia.

El organismo persecutor también solicitó al juez suspender la audiencia de apelación en curso que debe decidir si Kuczynski permanece bajo detención por 10 días. 

Tras un receso, el juez desestimó el pedido fiscal de suspender la audiencia de apelación, pero convocó para este martes a una nueva audiencia para la evaluar la prisión preventiva de PPK, al margen de lo que se decida durante la apelación.

DETENIDO POR 10 DÍAS

La fiscalía no precisó el tiempo que pedirá de prisión preventiva al expresidente, pero en medios judiciales se estima que podría ser por 36 meses.

La solicitud incluye a la exsecretaria Gloria Kisic, y al exchofer José Luis Bernaola, ambos detenidos junto a Kuczynski por 10 días. La fiscalía sospecha que realizaron transacciones encubiertas a su nombre.

El ministerio público acusa a los tres detenidos por el presunto delito de lavado de activos en agravio del Estado.

El expresidente fue detenido el miércoles por la policía, luego que un tribunal especializado en crimen organizado y corrupción de funcionarios aceptara un pedido de detención de 10 días por riesgo de fuga y obstrucción a la justicia.

El ministerio público pidió entonces la detención de Kuczynski y de sus dos exempleados porque tuvo acceso a nuevos documentos que probarían que habría favorecido a Odebrecht al adjudicarle obras públicas durante su gestión como ministro de Economía del entonces presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

KUCZYNSKI y ODEBRECHT

Kuczynski, un exitoso exbanquero de Wall Street, es investigado por pagos de Odebrecht por asesorías a dos empresas ligadas a él: First Capital y Westfield Capital.

Odebrecht reveló a fines de 2017 que había pagado casi cinco millones de dólares por asesorías a First Capital y a Westfield Capital cuando el expresidente era ministro de economía de Toledo. El acusado negaba hasta ese momento todo vínculo con la brasileña.

La fiscalía había pedido la detención del exmandatario arguyendo “riesgo de fuga y obstrucción a la justicia”, y éste fue interrogado el viernes pasado en la sede de la prefectura, donde está detenido.

La acusación fiscal asegura que Kuczynski favoreció a Odebrecht a través de un tramado legal en la construcción de la carretera interoceánica Perú-Brasil y el proyecto de irrigación hidroenergético Olmos, en el norte de Perú.

Además, Jorge Barata, exjefe de Odebrecht en Perú, dijo a fiscales peruanos en Brasil que la empresa aportó 300.000 dólares a la campaña presidencial de Kuczynski de 2016, un aportante que no figura en los registros de la campaña.

Esta revelación provocó un proceso de destitución en el Congreso, que culminó con la renuncia de Kuczynski el 21 de marzo de 2018.

GARCÍA, TOLEDO Y HUMALA TAMBIEN INDAGADOS

Además de Kuczynski, otros tres expresidentes encaran investigaciones judiciales que pueden llevarlos a prisión por el megaescándalo Odebrecht. Ellso son: Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

García, Humala y Kuczynski tienen prohibición de salida del país, mientras que Toledo escapó a Estados Unidos, donde enfrenta un pedido de extradición.

La brasileña Odebrecht admitió ante la justicia estadounidense que pagó 29 millones de dólares en sobornos durante tres gobiernos peruanos, incluido el segundo de García.

En diciembre pasado, la constructora firmó un acuerdo de cooperación por el cual accedió a pagar una multa al Estado peruano y a entregar testimonios que pueden comprometer todavía más a los cuatro expresidentes y a otros políticos y funcionarios peruanos.

Humala y su esposa Nadine estuvieron nueve meses en prisión preventiva por este caso.

Defensa de PPK pide dejar sin efecto detención del expresidente de Perú