Pompeo en Paraguay: “Maduro es un tirano que arruinó a Venezuela”

"Juntos estamos trabajando para restaurar la estabilidad y la democracia del caos causado por Maduro", dijo Pompeo en una declaración a la prensa junto al canciller paraguayo, Luis Castiglioni.

155

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, trató la crisis de Venezuela en una corta visita este sábado a Paraguay, país al que no había viajado un funcionario de su rango en el último medio siglo.

“Juntos estamos trabajando para restaurar la estabilidad y la democracia del caos causado por Maduro”, dijo Pompeo en una declaración a la prensa junto al canciller paraguayo, Luis Castiglioni.

“Como miembro del grupo de Lima, Paraguay es líder en la defensa de la democracia y de llamar a Maduro como es, un tirano que ha arruinado a su país. Ha causado la ruina a su gente”, añadió el jefe de la diplomacia estadounidense.

Pompeo llegó a Asunción la noche del viernes, tras visitar Chile, y al mediodía de este sábado siguió viaje a Lima. El domingo estará en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

De su lado Castiglioni, evocó la “tragedia humanitaria” en Venezuela, donde la población padece la carencia de productos de toda clase y frecuentes apagones que producen además cortes de agua.

“Vamos a caminar juntos (…) para que los millones de venezolanos que están sobreviviendo a duras penas, en poco tiempo vuelvan a vivir en libertad y democracia y con sus derechos consagrados recuperados”, afirmó.

“Van a ser los propios venezolanos quienes van a cambiar la situación de su país”, dijo el canciller paraguayo a periodistas, al insistir en la posición del Grupo de Lima, que descarta una intervención militar.

“Estamos convencidos de que todo el esfuerzo diplomático que se está haciendo de aislamiento de ese régimen va a tener resultados en no mucho tiempo”, asentó.

Trece de los 14 miembros del Grupo de Lima y Estados Unidos son parte del medio centenar de naciones que reconocen a Juan Guaidó, líder del Parlamento opositor, como presidente encargado de Venezuela.

Antes de su encuentro con Castiglioni, Pompeo fue recibido por el presidente conservador Mario Abdo, quien el pasado 10 de enero, al juramentarse Maduro para un segundo periodo de seis años, rompió relaciones con Venezuela.

Abdo, junto al presidente Sebastián Piñera y el secretario general de la OEA Luis Almagro, acompañó el pasado 23 de enero en Cúcuta a Guaidó, quien intentó sin éxito hacer ingresar a Venezuela toneladas de ayuda internacional. Luego, el 1 de marzo, lo recibió en Asunción con honores de jefe de Estado.

Taiwán y triple frontera

Además de la situación de Venezuela, Pompeo abordó con Abdo el crimen trasnacional, especialmente en la zona de la triple frontera (Brasil, Paraguay y Argentina), y las relaciones diplomáticas con Taiwán.

Paraguay es de los pocos países de América Latina que reconoce a Taiwán, desde 1957, y Pompeo destacó “la importancia de mantener” ese estatus, según un comunicado del Departamento de Estado.

“Nosotros vemos con buenos ojos los vínculos con países como Taiwán en lo que es educación y comercio”, dijo Pompeo.

El viernes en Santiago, el secretario de Estado advirtió a los latinoamericanos que sean cautelosos con China y Rusia, porque “una vez que entran en la casa, ponen trampas, hacen caso omiso de las reglas y propagan el desorden” y, en el caso de Pekín, “a menudo inyecta capital corrosivo”, dando vida a la corrupción y erosionando el buen gobierno.