Elgueta: Investigación de jueza Maggi no da garantías y critica al fiscal Arias

Mediante un escrito, el ministro investigado por prevaricación y enriquecimiento ilícito, refutó la indagatoria en su contra afirmando que está fuera de plazo y explicó cada uno de los hechos que lo sindican como transgresor de las normas del poder judicial y autor de delitos.

148

El suspendido juez de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, presentó el pasado 4 de abril sus descargos a la ministra Rosa María Maggi, quien lo investiga por presunto tráfico de influencias en un caso que también involucra a los magistrados Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz.

Según consta en el documento que publicó La Tercera, el magistrado que será formalizado por prevaricación y enriquecimiento ilícito, respondió por intermedio de su abogado, Boris Paredes, a los cargos formulados la encargada de la indagatoria.

Allí critica el proceso y al Ministerio Público, especialmente al fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, quien comanda la investigación que se lleva en la región contra el juez del tribunal de alzada.

El primer punto que se abordó es la “caducidad del acto administrativo que ordena este procedimiento disciplinario”. Al respecto Elgueta acusó que la investigación de Maggi está fuera de plazo, pues la normativa permite que esté abierta por 30 días, y luego pedir una prórroga de un mes más.

Añade que “carece de todo valor el acto por el cual se formuló los cargos contra mi representado, puesto que se hizo meses después de expirados los plazos que concedía el respectivo auto acordado. Seguir adelante con esta investigación no da garantías de un debido proceso”, sostiene en su escrito.

Por esta razón, el abogado Paredes pidió que “se dejen sin efecto los cargos y se disponga el sobreseimiento de mi representado”.

Las imputacioes que Maggi le formuló a Elgueta son: haber pedido la contratación de su excónyuge en la Fiscalía Regional de O’Higgins; haber exigido la designación de una alumna suya en un juzgado civil; haber gestionado que a otra alumna se le diera una suplencia en otro tribunal; haber intervenido en la tramitación y fallo del doctor Luis Arenas y haberse comunicado telefónicamente con los abogados de siete causas.

Antes de descartar cada una de estas situaciones, el defensor del cuestionado magistrado expuso una “cuestión previa” respecto del fiscal Arias.

Señaló que el persecutor en “varias ocasiones trató de inhabilitar a mi representado con el objeto de formar salas a su conveniencia o antojo, tratando de evitar en la conformación de las salas a ministros que no daban lugar a todos sus caprichos”.

En ese sentido, en el texto se advierte que “está en grave riesgo la independencia del Poder Judicial”, agregando que todo se fundamenta en una “campaña mediática de desprestigio” contra Elgueta.

En el sumario se acusó al ministro de querer que su excónyuge, Alejandra Rebolledo, fuera designada en la Fiscalía de O’Higgins. Esto fue negado por el juez, argumentando que la mujer postuló por recomendación de su hermana, Lorena Rebolledo, quien, según el texto, “trabaja en la unidad de narcóticos y lavado de dinero en la Fiscalía Nacional, como abogado con don Jorge Abbott. Ella es amiga personal con el fiscal Emiliano Arias”.

Sobre su alumna, dijo que solo la recomendó para el cargo en el tribunal civil, y respecto de la otra universitaria, asistente de un abogado, aseguró que intentó ayudarla porque estaba sin trabajo.

Respecto de su vínculo con el doctor Arenas, quien fue condenado por tráfico de sicotrópicos en 2016, descartó que exista una amistad. No obstante, señaló también que este cargo está prescrito, pues “la fecha de la supuesta falta es del 28 de enero de 2016 y la vista del recurso fue el 30 de noviembre de 2018”.

En este punto, agregó que “es necesario aclarar que en la vista del referido recurso participó mi representado y el ministro Fernando Carreño y el abogado integrante Carlos Carmona. (…) Mi representado no es amigo del señor Luis Arenas, sino hermano de la logia. Tan cierto es lo indicado que le correspondió ejercer como fiscal de un proceso masónico en su contra en la Logia Jorge Washington”.

En lo relativo a la supuesta intervención en siete causas a favor de imputados, Elgueta descartó alguna participación irregular: “No tuvo intervención de naturaleza alguna, lo que revela la falta de prolijidad”.