Contraloría ordena sumario por acto por la Revolución Cubana realizado en municipio porteño

El plazo dado por el órgano contralor es de un máximo de 15 días, donde se tiene que determinar si hubo o no una eventual infracción al deber de prescindencia política que tiene que tener la entidad edilicia.

340

La Municipalidad de Valparaíso deberá iniciar un sumario para aclarar el uso de recursos públicos y el envío de invitaciones con logo de la alcaldía al acto de conmemoración por los 60 años de la Revolución Cubana, en enero pasado luego de una orden emitida por la Contraloría General de la República.

El plazo dado por el órgano contralor es de un máximo de 15 días, donde se tiene que determinar si hubo o no una eventual infracción al deber de prescindencia política que tiene que tener la entidad edilicia.

Asimismo el ente contralor exige al alcalde Jorge Sharp que, en un plazo de 30 días hábiles, adopte las medidas tendientes a regularizar la inexistencia de un procedimiento para solicitar el uso de los bienes municipales.

El diputado Andrés Celis Montt (RN), quien denunció este hecho a la Contraloría, sostuvo que el alcalde Sharp no tiene la capacidad para ordenar el municipio y lo llamó a velar por el buen uso de los recursos públicos.

“La respuesta de Contraloría da razón a la denuncia que presenté hace casi dos meses atrás. Ha quedado demostrado que Jorge Sharp no tienen ningún orden para prestar los bienes municipales. El llamado que le hago entonces, es a que ponga orden en su casa, es a él a quien le corresponde velar por el buen uso de estos recursos; prestarlos para actos envueltos de política ideológica disfrazados de cultura, no representa a los porteños”, manifestó el parlamentario.

Celis indicó que si se comprueba el financiamiento por parte de la municipalidad, será un caso claro de proselitismo político, por lo que Sharp deberá responder entonces ante la Contraloría y ante todos los porteños, dijo el diputado.

“Es una vergüenza. Esto solo demuestra que el interés del Frente Amplio no es mejorarle la calidad de vida a los porteños, sino que vender humo con la cultura y el patrimonio, pero la verdad es que su proselitismo majadero y populista lo único que aspira es a asegurar su reelección en las próximas elecciones municipales”, remarcó el diputado.