Analista Mauricio Morales: “Jugada estratégica de la DC dinamitó la centro-izquierda”

El cientista político de la Universidad de Talca dijo que con el apoyo que le dio al gobierno en la idea de legislar la modernización tributaria, la falange se abre un camino más concreto para formar y liderar una alianza de centro y forzar al FA, el PC, el PS y PPD a un pacto por omisión futuros comicios de gobernadores y alcaldes.

1183

“Si bien la DC aparece públicamente con el rótulo de oposición constructiva, en la práctica dinamitó a toda la centro-izquierda”, sentenció el analista político, Mauricio Morales, al comentar la “jugada estratégica” por la que apostó la tienda al votar a favor de la idea de legislar el proyecto de Modernización Tributaria del Ejecutivo.

A juicio del académico de la Universidad de Talca, los coletazos de este respaldo entregado el miércoles por la falange al Ejecutivo y que le valió “el desprecio de sus exsocios y un ataque de ira por parte del Frente Amplio”, solo podría traerle réditos a la colectividad que dirige el exdiputado Fuad Chahín, ya que comienza a desligarse cómodamente de sus socios políticos programáticos para encabezar la formación de una fuerza política de centro en medio de la zozobra de los dispersos partidos de la oposición.

En conversación con La Nación, el analista precisa que en esta pasada la Democracia Cristiana suma tres premios importantes: un perfilamiento público como una oposición que es capaz de construir puentes y no de colocar barricadas a los proyectos del Gobierno, lo que conlleva a que se transforme en un interlocutor entre el Ejecutivo y el Congreso.

En segundo lugar, dijo que la falange se abre espacio para que otros partidos de centro puedan sumarse a una nueva coalición dirigida por ella. “Es mejor ser cabeza de ratón que cola de león, por lo tanto, si es que decide, como ya lo ha anunciado, no seguir pactando con la izquierda, eso abre espacio para que la DC piense en la configuración de un nuevo centro político para Chile”, donde –acotó Morales- podría incluir al Partido Radical y a Ciudadanos.

Otro trofeo que se permite obtener la colectividad es “la dinamitación de la oposición, que era algo que se veía venir, toda vez que la misma DC descartó hacer cualquier clase de pacto político programático con el Partido Comunista, y lo mismo aplica para el Frente Amplio.

Hubiese sido muy mal visto por la opinión pública si la DC se sigue plegando al PC o al FA, porque para para ella no es negocio avanzar hacia la izquierda. En la izquierda hay una sobreoferta de partidos. Por ende, y dado que esta colectividad jamás va a cautivar a electores de izquierda, lo más razonable es que avance hacia electores de centro donde está el grueso de la población”, precisó el experto.

EL SUEÑO ERÓTICO DE RN

Consultado sobre un eventual pacto o alianza con RN, el analista de la Universidad de Talca contestó que “hoy día no lo veo posible, porque implicaría dinamitar a la propia Democracia Cristiana. Si bien para Renovación Nacional el sueño erótico es juntarse con ella y hacer una gran coalición de centro, todavía no hay espacio político para esto”.

Mauricio Morales acotó que por ahora la tienda “podría formar una coalición de centro con el Partido Radical, Ciudadanos y ex demócratas cristianos que abandonaron el partido, precisamente porque estaba ligado al PC y tenían miedo que también se ligara al Frente Amplio. Por ende, esta reconstitución del centro es el gran desafío que tiene hoy la DC”.

RELACIÓN CON EL FA Y EL PC

Respecto del escenario que enfrentan el Partido Comunista y el Frente Ampio con esta especie de divorcio unilateral de la Democracia Cristiana, el cientista político indicó que “la situación es extremadamente compleja” en materia electoral, porque el próximo año hay elecciones de alcaldes y gobernadores regionales, ambos cargos electos bajo un sistema uninominal, es decir, se elige un solo candidato.

Si que ambos siguen bombardeando públicamente a la DC, esta podría decidir competir en todo Chile y en todas las regiones con un candidato dejando a la izquierda fuera del poder y entregándole el poder total a la derecha, a Chile Vamos que va a competir en una sola lista”.

Dicho esto, el experto precisó que “esta amenaza del FA y el PC de excluir a la DC no es creíble por cuestiones matemáticas, porque si los dos primeros arman una coalición con el PS y el PPD no les da para ganar ninguna gobernación regional y muy pocas alcaldías”.

Por lo tanto, añadió, va a persistir la idea de que la DC va a armar su coalición de centro, la izquierda la suya, Chile Vamos va a seguir como pacto, lo que dará un mapa político con tres alianzas.

La única forma en que la DC y el FA se coordinen para evitar el triunfo de la derecha en todas las regiones es armando pactos por omisión, es decir, donde compita un candidato de la coalición de centro comandada por la DC no compita un candidato de izquierda y viceversa. Va a tener que existir alguna instancia de negociación, lo que no equivale a un pacto político programático, sino a un pacto estratégico”, remarcó.

Comisión de Hacienda de la Cámara aprueba idea de legislar la Reforma Tributaria