EEUU pide a la ONU que reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela

Así lo manifestó el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la crisis humanitaria en Venezuela manifestó que “Maduro debe irse”.

141

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió este miércoles a las Naciones Unidas que reconozca al opositor Juan Guaidó “como presidente legítimo de Venezuela”.

El presidente venezolano Nicolás “Maduro debe irse”, dijo Pence en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la crisis humanitaria en Venezuela, solicitada por Washington. “Ha llegado la hora de que la ONU reconozca a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y acepte a su representante en esta organización”, agregó.

“Venezuela es un estado fracaso” y Nicolás Maduro “es un dictador” que “debe irse”, sostuvo.

Pence dijo que Estados Unidos seguirá presionando por una transición pacífica en el país sudamericano, pero como el presidente Donald Trump, insistió en que “todas las opciones están sobre la mesa”.

El vicepresidente estadounidense miró al embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, sentado en el Consejo, y se dirigió directamente a él: “Con todo respeto, señor embajador, usted no debería estar aquí”, le dijo.

“Usted debería regresar a Venezuela y decirle a Maduro que llegó su hora, que llegó la hora de que se vaya”, agregó, mientras Moncada sonreía con sorna y negaba con la cabeza.

Guaidó, líder del parlamento venezolano que se autoproclamó presidente interino de Venezuela el 23 de enero, es reconocido por Estados Unidos y más de 50 países.

Pero Maduro se aferra al poder con el apoyo de las fuerzas armadas y de Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Rusia envió el mes pasado tropas a Venezuela, provocando un aumento de la tensión con Estados Unidos.

La reunión del Consejo fue solicitada por Washington para discutir el agravamiento de la crisis humanitaria en Venezuela, en momentos en que la ONU estima que siete millones de venezolanos -un cuarto de la población- carecen de alimentos y medicamentos básicos.