Nicolás López detalló a la fiscalía su relación con cada una de las mujeres que lo acusan

En su explícita narración efectuada en noviembre pasado, el cineasta relata la forma en que conoció y se relacionó con sus querellantes, a la vez que aseguró que nunca violó a la menor de edad que le imputa ese delito y que jamás ha obligado a nadie a tener sexo con él.

297

Siempre he tenido una forma de relacionarme con el mundo, con hombres y mujeres, desde el humor negro y la ironía y debido a eso, he sido considerado políticamente incorrecto. Pero se han dicho muchas cosas que no son ciertas”, aseveró Nicolás López en la extensa declaración que realizó ante la fiscalía que lo indaga por abusos sexuales y violación.

En el documento de 22 carillas, cuyos extractos fueron divulgados por La Tercera, el cineasta de 35 años contó el pasado 22 y 23 de noviembre a los fiscales de la zona oriente Lorena Parra y Francisco Lanas, cómo conoció a sus presuntas víctimas y cada una de las situaciones que vivió con ellas, asegurando que con aquellas que intimó de distinta manera nunca las forzó a hacer nada que no quisieran.

El director y guionista será formalizado el próximo 16 de abril por el Ministerio Público por la violación a una menor de edad en 2004 y abuso sexual reiterado a otras cuatro mujeres durante 2012, 2015 y 2016, cinco de los 10 casos por los que la justicia dará curso a la imputación.

López señaló que con todas las actrices que ha trabajado ha tenido “muy buenas relaciones y la propia temática de mis películas busca comprender el universo femenino”. También dijo que tiene un “humor muy políticamente incorrecto” y que ese humor “es conocido y aceptado, e incluso compartido” por la mayoría de las personas que lo conocen.

NUNCA HUBO NINGÚN TIPO DE VIOLENCIA

La querellante B.A.W.I., es una de las mujeres por las que el realizador fue interrogado en la fiscalía, caso que más lo complica, porque ella lo acusa de haberla violado siendo menor de edad en 2004, cuando ella tenía 17 años.

Al respecto dijo que la conoció en Reñaca y que él tenía “21 años y ella estaba a pocos meses de cumplir 18”. “El 12 de octubre de 2004 estrenaría mi primera película Promedio Rojo en el Festival de Cine de Viña del Mar (…) Entonces ese día nos dimos vueltas por Reñaca invitando gente que fuera parte del grupo objetivo al que le podría gustar la película”, señaló.

Añadió que la vio “en la calle, estaba con una amiga” y que como “la encontré muy guapa y me llamó de inmediato la atención, las invitamos a las dos al estreno de la película”.

Narró al terminar de ver el film en el Teatro Municipal de la Ciudad Jardín, se fueron a celebrar al Café Journal y que luego la fiesta se trasladó al hotel. “Cuando la fiesta termina en el hotel, estábamos los dos borrachos y nos fuimos de común acuerdo a mi habitación. Estando ahí, conversamos y nos besamos, pero no pasó nada más, estábamos tan ebrios que nos quedamos dormidos al poco rato”.

El realizador de la zaga “Qué pena tu vida” indicó que “todo esto fue consensuado (…) Nunca hubo ningún tipo de violencia, quienes me conocen saben que no soy una persona violenta, menos aún con las mujeres”, dio, a la vez que sostuvo que “tampoco hubo ningún tipo de inmovilización, hubiese sido imposible considerando lo borracho que estaba”, subrayando que “nosotros nunca tuvimos relaciones sexuales”.

Su declaración contrsta con el relato que la joven entregó a Revista Sábado: “Él me dijo que en su hotel lo íbamos a pasar muy bien que podíamos ver películas y pedir comida. Así que lo acompañé. Me acuerdo de que le dije ‘tú sabes que no va a pasar nada, ¿cierto?’, y él me contestó ‘tranquila, no te voy a penetrar. Penetrar a una menor de edad es delito’.

B.A.W.I. que “llegamos a la pieza y yo estaba muy mal. Me desplomé en la cama” y contó que después el cineasta se sentó sobre su pecho y le atajó las manos con sus rodillas. “Recuerdo despertar y sentir lo pesado que era y que me pegaba con su pene en mi cara. Me acuerdo con su cara asquerosa, mirándome todo el rato, y me hacía como el gesto de encuadre con las dos manos, diciendo que nunca se iba a olvidar de esto. Sé que entró en mi boca. Jamás le dije que no, pero tampoco le di mi consentimiento”, dijo.

 “AMIGOS CON VENTAJA”

La investigación en contra del creador de “Sin Filtro” y “No estoy loca”, se abrió luego que ocho mujeres -entre ellas las actrices Josefina Montané, Lucy Cominetti y María Vidaurre- lo denunciaran de acoso laboral y sexual en un reportaje de Revista Sábado, publicado el 30 de junio de 2018. También presentaron una querella en su contra.

De los otros nueve casos en que lo acusan, la fiscalía estimó que en cuatro de ellos los hechos denunciados son constitutivos de delito. Uno es el de D.G, a quien López declaró haber conocido a través de Twitter.

“Ella me comenzó a seguir el 11 de junio de 2015 (…) Le escribí porque me pareció guapa” y que el  13 de junio de ese año se juntaron a almorzar en un restaurant. “Ahí tomamos unos pisco sour y comimos, pero nunca fue para una prueba de cámara, un casting o nada parecido”.

Precisó que “todo esto fue en contexto de un coqueteo” y que luego se fueron a su departamento. “Puede ser que le toque las pechugas con las manos, nadie se sacó la ropa. No es efectivo lo que ella relata que salí del baño masturbándome. Ella también me manoseó”, dijo López.

Así, indicó, empezaron una relación de “amigos con ventaja”. Según él, “tuvimos algunos encuentros espaciados en el tiempo, todos consensuados y sin exclusividad de pareja y sin sexo, sino con besos y caricias”, subrayó.

Nicolás López será formalizado por violación y abuso sexual