Ethiopian Airlines: Informe preliminar da como responsable del accidente al software de Boeing

El registro de la caja negra del avión siniestrado en marzo pasado, que contiene el relato de los pilotos en el momento en que se produjo la emergencia, será determinante para el futuro del 737 MAX.

182

Las autoridades etíopes darían a conocer este jueves las conclusiones preliminares de la investigación sobre el accidente del Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea Ethiopian Airlines, que dejó 157 muertos en el sureste de Adís Abeba.

Este reporte, que se espera esclarezca las circunstancias de la tragedia ocurrida el 10 de marzo, debería publicarse esta jornada en Etiopía.

“Estamos esperando el informe”, dijo el miércoles a AFP una de las fuentes de la indagatoria que develará los secretos de la cabina donde iban los pilotos y serán determinantes para el futuro de la aeronave insignia que representa más de dos tercios de las órdenes de pedido de Boeing.

Observadores y expertos consideran que el sistema de estabilización MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) pudo haber jugado un rol esencial en el accidente.

Este software ya había sido señalado como el eventual causante del desastre que ocurrió el 29 de octubre de un 737 MAX 8 de la aerolínea Lion Air, que causó 189 muertos en Indonesia.

ALIVIO PARA BOEING

Si el documento sobre Ethiopian Airlines confirmara esta hipótesis, sería un alivio para Boeing, que ya está trabajando en las modificaciones al MCAS con el fin de obtener rápidamente una autorización para activar la flota de 737 MAX, paralizados en todo el mundo desde mediados de marzo.

En Wall Street, la acción de Boeing subió casi un 3% en las transacciones electrónicas después del cierre de la sesión, durante la cual perdió un 1,54%.

Según el Wall Street Journal, que cita a personas que tuvieron acceso a la investigación, los pilotos en el avión etíope inicialmente siguieron los pasos de emergencia esbozados por Boeing pero, aún así, no pudieron recuperar el control de la nave.

Según detalla el periódico, el capitán a bordo del avión siniestrado y su copiloto, apagaron el sistema MCAS pero lo volvieron a encender porque no pudieron estabilizar el avión.

Acto seguido intentaron recuperar el control de otra manera pero fue en vano, añade el WSJ cuyas fuentes se basan “en los datos descargados de las grabadoras de la caja negra del avión”.

CEO DE BOEING PRUEBA LOS CAMBIOS

Se cree que el MCAS ha sido un factor clave en ambos accidentes del 737 MAX. Está diseñado para bajar automáticamente el morro de la aeronave si detecta un bloqueo o pérdida de velocidad aerodinámica.

Antes del accidente de Indonesia en octubre del año pasado, los pilotos del 737 MAX de Lion Air lucharon por controlarlo cuando el MCAS presionó hacia abajo el aparato, según el registro de los datos de vuelo.

Tanto el avión de Lion Air como el de Ethiopian Airlines -ambos modelos MAX 8tuvieron subidas y bajadas erráticas y una velocidad de vuelo fluctuante antes de estrellarse poco después del despegue.

La Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) anunció que estaba estableciendo un nuevo equipo interinstitucional para revisar la certificación del sistema de control de vuelo automatizado en el 737 MAX.

El grupo “evaluará aspectos del sistema de control de vuelo automatizado 737 MAX, incluido su diseño y la interacción de los pilotos con el sistema, para determinar su cumplimiento con todas las regulaciones aplicables y para identificar futuras mejoras que podrían ser necesarias”, dijo un portavoz de FAA, que enfrentó duros cuestionamientos en una audiencia en el Senado la semana pasada.

La iniciativa estará dirigida por el expresidente de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, Chris Hall, e incluirá expertos de la FAA, la NASA y las autoridades de aviación internacional.

Entre tanto, y para intentar recuperar la confianza del público en sus aviones, publicó imágenes de su jefe ejecutivo participando en uno de los vuelos de prueba del 737 MAX con el sistema de estabilización actualizado.

El CEO Dennis Muilenburg aparece en las fotos sentado detrás de dos pilotos. “El software actualizado funcionó como previsto y los pilotos aterrizaron de manera segura”, dijo la compañía.

Boeing planea presentar el sistema mejorado a la FAA en las próximas semanas.