Banco Central estima necesario mantener baja la tasa de interés

Mario Marcel, presidente del instituto emisor, presentó el Informe de Política Monetaria (Ipom) correspondiente a marzo de 2019 ante la Comisión de Hacienda del Senado.

120

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, presentó este lunes el Informe de Política Monetaria (Ipom) correspondiente a marzo de 2019 ante la Comisión de Hacienda del Senado. En la sesión efectuada en la sede de Congreso en Santiago, expuso los detalles de la evolución macroeconómica y sus respectivas proyecciones.

En su exposición señaló que, de acuerdo con el menor nivel de la inflación y sus perspectivas, se requiere mantener el estímulo monetario por un tiempo más prolongado, haciendo una pausa en el proceso de normalización de la tasa de política monetaria que se inició en octubre pasado. Este proceso, agregó, deberá reanudarse hacia el mediano plazo para asegurar la convergencia de la inflación en el horizonte de política.

Indicó que dicha decisión surge del análisis y proyecciones contenidas en el Ipom. En este sentido, destacó que la principal diferencia respecto del escenario base de diciembre se ha dado en la inflación local tras la publicación del nuevo IPC.

Medida por el IPC de referencia calculado por el INE en base a la nueva canasta y metodología, la variación anual de este indicador se ubica significativamente por debajo de lo previsto. Marcel indicó que “considerado el nivel actual de la inflación y lo que proyectábamos en el último Ipom, la diferencia es de 80 puntos base”. 

Señaló que “en este contexto, nuestras proyecciones arrojan que la convergencia de la inflación a la meta de 3% se dará casi un año más tarde que lo proyectado en diciembre. Esto permitirá que el retiro del estímulo monetario sea más pausado que lo anteriormente comunicado por el Consejo”. 

Agregó que, de acuerdo con la incertidumbre en el ámbito externo, donde los mercados financieros globales siguen susceptibles y no puede descartarse escenarios más negativos, este proceso se seguirá implementando con particular cautela.

En relación al nuevo IPC, destacó que la nueva canasta de productos corresponde a los actuales patrones de consumo de la población e incorpora mejoras metodológicas en la recolección de algunos precios que habían mostrado una inusual volatilidad o tendencia. “Esto hace que el nuevo IPC sea, indudablemente, un indicador más preciso de las actuales presiones inflacionarias”, afirmó.

Marcel también se refirió a la evolución reciente de la actividad, señalando que los datos de los últimos meses confirmaron que la economía recuperó su dinamismo tras la pausa del tercer trimestre de 2018, con lo que el PIB total cerró el año con un crecimiento de 4 por ciento.

En cuanto a 2019, los datos parciales de actividad del primer trimestre muestran variaciones anuales de la actividad que son inferiores a las de fines del año pasado. En ello se mezclan una base de comparación más elevada y, especialmente, un débil desempeño del sector minero, tal como lo muestran las cifras más recientes que dio a conocer el INE a fines de la semana pasada. Pese a ello, señaló que este menor crecimiento al inicio del año sería un fenómeno más bien acotado.

Respecto de las proyecciones de crecimiento para el país, indicó que el escenario base del Banco Central considera que la economía crecerá entre 3 y 4 por ciento este año, un rango algo inferior al proyectado en diciembre (3,25 y 4,25 por ciento), lo que se explica por un desempeño del sector minero menor al esperado.

Para 2020 se proyecta un crecimiento entre 3 y 4 por ciento, algo por sobre lo previsto en diciembre. En cuanto a la primera proyección para 2021, esta se ubica en un rango entre 2,75 y 3,75 por ciento.

Banco Central baja proyección de crecimiento entre 3% y 4% para 2019