Banco Central baja proyección de crecimiento entre 3% y 4% para 2019

Según indicó el instituto emisor, este descenso en la proyección se debe a un desempeño menor al esperado del sector minero. No obstante, el impulso externo que recibirá la economía chilena en los próximos dos años continuará siendo positivo, aunque menor a los años previos.

212

En su Informe de Política Monetaria (Ipom) difundido este lunes, el Banco Central bajó su expectativa de crecimiento de la economía chilena para 2019, reduciéndola del estimado que iba de 3,35% a 4,25% al 3% o 4%.

Según indicó el instituto emisor, este descenso en la proyección se debe a un desempeño menor al esperado del sector minero.

El Ipom también señala que por el lado del crecimiento global, el escenario base contempla que durante el 2019 y el 2020 la economía mundial crecerá 3,3% y 3,2%, respectivamente, cifras inferiores al promedio de 3,7% de los dos años previos y a la proyección incluida en el escenario base del reporte del BC de diciembre (3,5 y 3,3%, respectivamente).

Los socios comerciales de Chile también se expandirán 3,3% y 3,2% en el 2019 y el 2020, respectivamente (3,6% el 2017-2018), proyecciones que consideran que Estado Unidos crecerá a tasas más cercanas a 2%, con lo que se aproximará gradualmente al crecimiento de tendencia.

En el caso de China, la estimación es de un incremento de 6,1% este año y 6% el 2020, cifras inferiores a las de años previos y coherentes con el proceso de convergencia a tasas de expansión menores una vez que la economía va adquiriendo mayor tamaño.

Estas proyecciones son inferiores a las que se observan en las contrapartes habituales.

En particular, en marzo la OCDE señaló que prevé expansiones del crecimiento mundial de 3,3 y 3,4% para el 2019 y 2020, cifras idénticas a la última publicación de Consensus Forecasts.

Considerados todos estos factores, el impulso externo que recibirá la economía chilena en los próximos dos años continuará siendo positivo, pero menor al de los dos años previos, combinando la corrección a la baja del crecimiento mundial y condiciones financieras algo más favorables que las previstas en diciembre.

Internamente, la evolución reciente de la demanda y las perspectivas para el consumo y la inversión siguen indicando que la economía continuará reduciendo las holguras de capacidad en los trimestres venideros.

En este contexto, el escenario base prevé que este año la economía chilena crecerá entre 3 y 4%. Este rango es algo inferior al proyectado en diciembre (3,25 y 4,25%), lo que se explica por un desempeño del sector minero menor al esperado entonces. Para el 2020, se proyecta que la economía crecerá entre 3 y 4%, algo por sobre lo previsto en diciembre.

Además, en este Ipom se presenta la primera proyección para 2021: entre 2,75 y 3,75%.

En cuanto a la inflación, dado su menor nivel actual y la estimación de mayores holguras de capacidad, su convergencia a 3% se retrasa respecto de lo previsto en diciembre pasado.

De este modo, el IPC terminará el 2019 con un incremento anual de 2,6%, volviendo a 3% en la primera mitad del próximo año.

Respecto de la política monetaria, el Consejo sigue considerando que la evolución de las condiciones macroeconómicas hace necesario reducir el estímulo monetario en el horizonte de política, es decir, bajar la tasa de interés.