Alfredo Arias: “Me voy preocupado por los últimos minutos”

Técnico de la Universidad de Chile dijo que “ya no teníamos claridad, influía más el perder otro partido que debíamos ganar y eso nos nubló el entendimiento para generar situaciones de gol”.

237

Universidad de Chile tuvo un inicio esplendoroso ante Antofagasta. Parecía que se llevaba por delante a los Pumas. Sin embargo, los nortinos pegaron en la primera que tuvieron y los azules nunca volvieron a ser los mismos. Terminaron perdiendo por 3-1 y sumaron su tercera caída al hilo. Si Cobresal gana su partido pendiente, los podría dejar como colistas absolutos del campeonato.

“Hay factores en el fútbol que llevan a que el resultado no sea lo que uno merece. Usted puede jugar bien y ser tácticamente superior, pero si en el área no define bien y convierte al arquero de ellos en figura lo puede pagar. Y así fue. En la primera llegada nos convierten y eso psicológicamente afectó. Lo bueno de esto, es que el equipo sintió el remezón, le costó en los siguientes cinco o diez minutos, pero luego de eso retomó el ritmo de juego y lo empató”, declaró el técnico Alfredo Arias en conferencia de prensa.

El uruguayo cree que su elenco tuvo un buen inicio de segundo tiempo. Matías Campos López falló increíblemente a bocajarro y los de la Segunda Región no podían sostener la pelota.

“Tan bien lo debemos haber hecho que su técnico vio el mismo partido que estaba viendo yo y quita un delantero y pone un defensa más. En ese sentido, yo creo que el partido otra vez estaba a favor nuestro. Ellos se defendían e intentaban meter alguna contra cuando viene el penal. Una jugada desafortunada totalmente”, comentó el ex DT de Santiago Wanderers.

“Después, el rival más se repliega, arma una línea de cinco, cuatro volantes y uno por delante. Nosotros éramos los que teníamos que arriesgar. Intentamos ir y, en otra jugada desafortunada nuestra, perdemos una pelota donde no la debemos perder”, añadió.

Ya antes del tercer gol, los universitarios habían perdido los papeles. Iban e iban, pero sin luces ni precisión para perforar el fondo antofagastino. No hubo arrebato individual que los salvara.

“De lo que me voy preocupado es de los últimos minutos. Ya no teníamos claridad, influía más el perder otro partido que debíamos ganar y eso nos nubló el entendimiento para generar situaciones de gol”, afirmó Arias.

El entrenador se la jugó poniendo a varios delanteros. Pero pese al número de atacantes casi no pateó al arco. El mismo técnico reconoció su error.

“El cambio de Oroz es obligado. Estaba con un calambre. Lo de Guerra y Campos López es porque ellos habían tenido las ocasiones de gol y eso juega en esa posición. Te quedas pensando. Había que poner algo nuevo”, cerró.