Guaidó anuncia que pronto recibirá “ayuda humanitaria” para Venezuela

El presidente interino se dirigió en un breve video a los venezolanos para señalarles que próximamente llegarán alimentos y medicamentos para ellos y los instó a no bajar los brazos porque Maduro –dijo- ya reconoció la crisis.

103

El líder opositor Juan Guaidó anunció este viernes que en los próximos días recibirá ayuda humanitaria internacional para Venezuela, tras su fallido intento de ingresar donaciones de Estados Unidos y otros países por la frontera colombiana el pasado 23 de febrero.

Hoy les anunciamos que la ayuda humanitaria es un hecho y que en las próximas horas, en los próximos días, estaremos recibiendo importantes apoyos médicos para contener esta tragedia”, dijo el presidente encargado, quien cuenta con el respaldo de más de 50 países encabezados por Washington.

Sin embargo, el jefe de la Asamblea Nacional no precisó si la asistencia llegará directamente a Venezuela o a través los vecinos Colombia y Brasil, donde permanecen los cargamentos que no pudieron entrar aquella vez por impedimento del régimen de Nicolás Maduro.

En un video difundido en redes sociales, aseguró eso sí que “esto es resultado de la ciudadanía, de la presión, de la exigencia”, dando a entender que el acceso estaría garantizado. “En las últimas horas hemos avanzado significativamente en hacer realidad este esfuerzo por salvar vidas”.

Más temprano, el gobierno chavista convocó a la prensa para cubrir el arribo, este viernes, de “medicamentos e insumos médicos descartables” provenientes de China, aliado del Ejecutivo socialista.

“El régimen reconoce su fracaso al aceptar la existencia de una emergencia humanitaria compleja que ellos produjeron”, afirmó Guaidó, refiriéndose a la severa escasez de alimentos y medicinas en medio de la peor crisis del país petrolero en su historia moderna.

Refiriéndose a la colaboración que él recibirá, el jefe legislativo llamó a las ONG, a la comunidad internacional y a la ciudadanía a “estar listos para ser contralores, para impedir que la ayuda humanitaria sea utilizada con fines corruptos y miserables”. “Debe ser un proceso limpio y transparente”, sostuvo.

Maduro niega que en Venezuela haya una “crisis o emergencia humanitaria”, como denuncian la oposición y varios gobiernos que lo desconocen como mandatario, y vincula el desabastecimiento con las sanciones de Estados Unidos para asfixiarlo económicamente y obligarlo a dejar el poder.

También sostiene que el ingreso de las donaciones del 23 de febrero era el pretexto para una intervención militar norteamericana.